6 buenas razones para amamantar a mi bebé

Aquí tiene algunas explicaciones para guiarle y ayudarle en su elección.

para el bebé

Anticuerpos contra bacterias

La leche materna es un factor importante en el desarrollo del niño por lo general, también ayuda a construir su sistema inmunitario. Éste último tiene anticuerpos potentes contra infecciones que el bebé corre riesgo de tener, como la otitis o la neumonía.

Cuanto más larga la lactancia materna, más protegido el bebé. Los ácidos grasos que contiene la leche materna también son de gran ayuda para el desarrollo y funcionamiento del cerebro del recién nacido.

Una dieta saludable

Nunca puede estar seguro de la composición de la leche artificial. De hecho, puede ser perjudicial para el bebé debido a los componentes artificiales que contiene.

La leche adulterada en China es un ejemplo concreto. Durante el 2008, seis bebés murieron y aproximadamente 300.000 estaban enfermos. La leche materna es y sigue siendo un alimento natural y saludable para el bebé.

Reducción de las intolerancias.

La mayoría de las fórmulas de leche contienen proteínas que pueden causar problemas al bebé. Algunos bebés expuestos a éstos pueden ser propensos a reacciones alérgicas que pueden provocar una infección respiratoria.

La leche materna, sin embargo, es fácil de digerir y absorber. Las enzimas que contiene contribuyen a la digestión de las grasas, reduciendo así el riesgo de intolerancia.

Para la madre

Contracción del útero y remodelación de la silueta

La lactancia materna provoca contracciones en el útero de la madre, estas contracciones ayudan a ponerlo en su sitio más rápidamente después del parto. Aparte de esto, la lactancia materna también ayuda a recuperar la figura que tenía la madre antes del embarazo, ya que el cuerpo quema 940 calorías por litro de leche que produce.

Prolonga el retraso en el regreso de la menstruación

La menstruación es a menudo una pesadilla para las mujeres. Cada mes, esta cita es una fuente de dolor y estrés para la mayoría de mujeres. Durante la lactancia, algunos tendrán algo menos de preocupación por este tema.
Por vínculos madre-bebé

Fortalece los vínculos emocionales

Incluso antes de que nazca el bebé, se crea un vínculo entre él y su madre. Este vínculo puede reforzarse después del parto con el contacto piel con piel que proporciona la lactancia materna: se tocan, se besan, se miran, etc. Por tanto, es muy habitual ver a un bebé en estado de ira cuando alguien intenta sacarlo a su madre.

El bebé puede estar llorando continuamente, angustiándose, etc. Gracias a la lactancia materna, el bebé puede reconocer el olor de su madre, y un estudio demuestra que los vínculos de adhesión también se tejen con el reconocimiento del olor.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.