8 alimentos para combatir la inflamación crónica

¿Qué alimentos comer para combatir la inflamación crónica?

Descubre a continuación 8 alimentos que gracias a sus propiedades te ayudarán a combatir la inflamación crónica ya restablecer un buen equilibrio metabólico y nutricional. Adopta ahora una dieta antiinflamatoria, no sólo por combatir la inflamación crónica, sino también por reducir el estrés oxidativo.

Jengibre

La raíz de jengibre, apreciada por su sabor picante, ayuda a reducir la inflamación provocada por actividades deportivas o dolores articulares derivados de la artritis reumatoide u osteoartritis. Además de su efecto antiinflamatorio, el jengibre también ayuda a mantener el equilibrio ácido-básico.

soja

Los alimentos ricos en proteínas vegetales, como la soja, ayudan a combatir el estrés oxidativo y también ayudan a reducir la inflamación. También se aconseja sustituir la carne por legumbres de vez en cuando, ya que la carne por lo general tiende a agravar la inflamación. El tofu o el quorno también poseen las mismas propiedades antiinflamatorias que la soja.

La Basílica

La albahaca es valorada por sus propiedades antioxidantes. A diferencia de otras hierbas y especias, como la canela, la cúrcuma, el tomillo, el romero o el orégano, que deben secarse antes de comer, la albahaca se puede comer fresca para aprovechar sus propiedades antiinflamatorias .

Los arándanos

El consumo regular de arándanos o cualquier otra bahía ayuda a combatir los radicales libres y reducir la inflamación. Estas frutas también ayudan a reducir significativamente una de las principales causas de inflamación, es decir, el TNF-Alfa.

Las cerezas

La cereza es una fuente importante de compuestos antiinflamatorios y antocianos, esenciales en la lucha contra la inflamación crónica. Se aconseja consumir principalmente cerezas ácidas, que contienen una tasa de antocianas bastante elevada.

El salmón

Para reducir la producción de compuestos proinflamatorios, es fundamental consumir principalmente alimentos ricos en omega-3, en detrimento de los omega-6.

Para cubrir las necesidades diarias de omega-3, deben consumirse 120 g de pescado graso, como el salmón, y unos 120 g de pescado semi-grasa, como la sardina o la caballa. Al igual que el salmón, el arenque y la anguila también son ricos en omega-3.

Chocolate

Para reducir el riesgo de inflamación, consume entre 20 y 30 g de chocolate. Es probable que esta cantidad no perjudique a la salud ni provoque aumento de peso.

El chocolate también ayudará a reducir el estrés. Sin embargo, debe comerse en las condiciones adecuadas, es decir, elegir el chocolate que prefiera, probarlo en el momento adecuado, y evitar sentirse culpable mientras lo coma.

té verde

El té verde no fermentado o semi-fermentado es un muy buen antiinflamatorio gracias a su alto contenido en catequinas. Sin embargo, puede consumir té negro, rojo o blanco para combatir la inflamación. Además de estos efectos, el té también ayuda a quemar mejor la grasa.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.