8 hábitos que dañan la cara

¿Cuáles son los hábitos que empeoran la salud de la cara?

Olvidarse de desmaquillar

El maquillaje puede cambiar el aspecto de la cara e incluso mejorarlo en algunos casos salvo cuando duermes sin desmaquillarte. Sus componentes, a menudo de origen químico, obstruyen los poros de la piel, impidiéndole la respiración con normalidad, lo que le confiere su piel apagada.

Omite la limpieza todas las noches

Hay que lavarse la cara todas las noches antes de dormir para eliminar la suciedad acumulada durante el día.

Este gesto ayuda a mantener una piel sana y evita varios problemas de piel como espinillas o irritaciones diversas.

No beber suficiente agua

Para una piel sana y sana, es necesario beber al menos 1,5 litros de agua al día para drenar las impurezas del cuerpo e hidratar la piel para que mantenga su elasticidad.

Fumar

La piel de la cara es sensible al humo del cigarrillo, porque este último contiene nicotina y alquitrán, que favorecen el envejecimiento prematuro de la epidermis facial y la hace apagada y seca.

permanecer mucho tiempo en el sol

El sol es vital para la piel, pero hay que saber moderar la exposición al sol, sobre todo en los períodos en los que la temperatura supera los 28 °C. Es beneficioso llevar sombrero durante estos períodos o aplicar protector solar para proteger la piel.

Abuso de alcohol

Como todo lo que consume, el alcohol debe tomarse con moderación para evitar daños importantes en todo el cuerpo.

Provoca una mala circulación sanguínea que afecta a la cara, porque cuando la sangre no fluye correctamente puede verse en la piel, de ahí el efecto gris.

Falta de sueño

El sueño es el extremo reparador del cuerpo humano, porque permite que todo el organismo se regenere de forma oportuna y continuada.

Quieres reducir el efecto de la fatiga en tu cara, debes empezar durmiendo no más tarde de las 22 hy disponer de un mínimo de 7 horas si lo ideal es 8 horas al día.

Romper los granos de la cara

Debe evitar estallar los granos, ya que esto dejará cicatrices feos y, haciéndolo, extenderá la infección a una zona sana de la cara y multiplicarás así el número de granos. Desinfecte la cara con limón y manténgala diariamente con productos adecuados.

Opta por tratamientos naturales que hagan desaparecer los granos, como un diente de ajo, una máscara de arcilla verde o una máscara de cúrcuma. Los síntomas faciales deben tratarse, no empeorarse, ya que son signos de piel mal tratada.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.