Aprende a gestionar la ira

Puesto que sentimos que somos víctimas de una injusticia o que nos juzgan mal, podemos sentir rabia. Esta sensación provoca un estado nervioso más o menos intenso según el individuo y mal controlado, puede afectar a nuestra salud así como a nuestra relación con los demás.

Por eso es importante saber expresar y gestionar la ira. Te damos los reflejos para adoptarte ante la ira.

Saber expresar la ira

Es fundamental saber expresar con palabras lo que nos da tanta rabia. Reconocer que estamos enfadados es la mejor forma de salir sin daños. De hecho, la ira demasiado contenida puede surgir de forma inadecuada en un mal momento. Además, tenga en cuenta que la ira reprimida puede tener efectos desastrosos sobre la salud y en particular sobre el hígado, creando enfermedades crónicas.

Así pues, si te sientes enfadado, respira profundamente y expresate con calma según el siguiente modelo: “Me siento (triste, traicionado, confundido,…) cuando tú (acción dañina de la persona interesada) porque (eso que esta acción provoca ) en ti). Al exponer así el vínculo de causa y efecto, haga que su interlocutor tome conciencia del malestar.

Como norma general, esto permite desactivar rápidamente un conflicto. El simple hecho de haberlo expresado le liberará en todo caso de una carga y estarás más sereno ante la situación.

Aprende a gestionar la ira

Para evitar estallar en una ira negra que rara vez hace las cosas, hay algunos trucos que hay que saber. Cuando la mostaza te llegue, haz una pausa, aísla y cuenta hasta diez o cien para centrar tu atención en otra cosa y aliviar la presión. Una vez hayas recuperado la respiración normal, evalúa con calma el motivo que te pone en este estado y optimiza la situación tanto como sea posible viendo el lado brillante de las cosas (¡siempre hay al menos uno!).

La idea es que te prepares para enfrentarte a la persona que causa el desacuerdo para encontrar una solución mutua al problema. Para ello, debes tener en cuenta tus argumentos así como los de tu interlocutor que también puede estar enfadado. Una buena comunicación desactiva fácilmente a la mayoría de los conflictos. Por eso es importante actuar lo antes posible.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.