Saltar al contenido
aibv

Ataque de pánico: ¿qué se puede hacer para tranquilizar a la persona?

enero 12, 2021

Entre palpitaciones, espasmos, temblores y ansiedades, unas pocas reglas simples permitirán superar tal fenómeno, o ayudar a una persona que lo padezca.

Pedir ayuda

Si no está seguro de si la persona en cuestión sufre un ataque de pánico recurrente o único, o si tiene otros problemas de salud como el asma o la diabetes, debe pedir ayuda de inmediato. Esto es esencial para prevenir complicaciones.

if

Tranquilizar a la “víctima”

Estás respirando profundamente. Mientras intentas mantener la calma, tranquilizas a la persona presa del pánico. Para ello, habla con una voz tranquila, tranquilizadora y firme.

Todo esto debe ir acompañado de lenguaje corporal, que no es probable que muestre movimientos bruscos. Incluso si tienes ganas de coger su mano o su brazo para mostrar tu implicación, lo mejor es no tocarla.

No dar órdenes

Debes evitar dar órdenes a la persona que está en pánico. Luego les preguntas con calma si tienen que tomar algún medicamento para aliviar sus convulsiones o si están tomando algún tratamiento especial para ello.

Alentar a la persona

Anime a la persona en pánico. Les dices que lo están haciendo muy bien, y que están haciendo verdaderos progresos. Puedes tratar de dirigirlo hacia temas mucho más rosados, para que pueda desviar sus miedos hacia otras cosas.

if

Invitar a la persona a recuperar el control de sí misma

Escúchala y déjala hablar. Incluso tienes que invitarla a relajarse. De esa manera, podrá recuperar el control de sí misma.

Respirando profundamente

Ayudas a la persona a concentrarse en la respiración. Necesitarán inhalar y exhalar profunda y lentamente. Esta respiración profunda ayudará a disminuir la frecuencia cardíaca.

Refrescar

Invita a la víctima a refrescarse. De esa manera, puedes humedecer su cuello, su cuello y su cara. Esto ayudará, especialmente si la víctima está sudando mucho.

Acompañar a la persona en pánico

No la dejes sola en todo momento, al menos hasta que se calme. Si no tiene medicamentos para tranquilizarla y el ataque no desaparece después de quince minutos, busque ayuda médica. Sin embargo, llevarla al hospital puede hacerla más ansiosa, así que es mejor preguntarle si quiere ir.

if

Drogas y terapia

Diversos estudios han demostrado la eficacia de la combinación de medicamentos y de la terapia para modificar los comportamientos. Así, el “paciente” aprenderá técnicas que le permitirán afrontar más “serenamente” sus ataques de pánico. Descubrirá que sólo son falsas alarmas que no representan un peligro para él, aunque puedan ser desagradables.