Saltar al contenido
aibv

Bursitis, ¿qué es?

octubre 19, 2020

La bursitis, también conocida como un trastorno inflamatorio, es la condición más común que afecta a las bursas. Está localizado en todas las articulaciones, pero las más afectadas son los hombros, tobillos y rodillas.

Definición de bursitis

Las bursas serosas son bolsas de lubricación localizadas entre los tendones y los huesos. Están llenos de líquido sinovial y facilitan el movimiento de las articulaciones. La inflamación de estas bursas se llama bursitis y no debe confundirse con el derrame sinovial.

if

Todas las articulaciones pueden verse afectadas por esta patología. Si se encuentra en el codo, se llama higroma. Para el hueco en la parte posterior de la rodilla, se llama quiste poplíteo.

¿Qué causa la bursitis?

Los movimientos repetitivos son las causas más comunes de la bursitis. Estos gestos suelen estar relacionados con una actividad profesional. En efecto, el exceso de trabajo de las articulaciones causa repetidos microtraumatismos que están en el origen de las inflamaciones.

Por ejemplo, notamos bursitis en la rodilla para los plomeros y las amas de casa, en el tendón de Aquiles para los que corren… La inflamación resultante de la cirugía también puede inducir esta enfermedad. También la artritis reumatoide, la gota o las infecciones.

¿Cuáles son los principales síntomas de esta patología?

El primer signo de bursitis es un dolor localizado en la articulación afectada, seguido de hinchazón. Además, la zona afectada es muy sensible y muestra enrojecimiento y calor. La articulación se vuelve rígida, lo que dificulta el movimiento. En los casos más complejos de bursitis, la articulación afectada ya no podrá moverse, lo que provocará la atrofia o el desgaste muscular del miembro afectado.

if

De esta manera, el aspecto de los bolsos serosos cambiará permanentemente: o se espesan o se ensanchan. Los tejidos circundantes presentarán entonces inflamaciones crónicas.
Cabe señalar, sin embargo, que otras condiciones pueden causar dolor e hinchazón en las articulaciones. Por lo tanto, debe buscar asesoramiento profesional antes de diagnosticar la bursitis.

¿Cuál es el tratamiento y la prevención de la bursitis?

Como prevención, el deporte es la mejor solución, ya que fortalece los músculos y por lo tanto protege las articulaciones. Mantener el peso ideal también puede prevenir la bursitis, ya que el sobrepeso conlleva un estrés adicional en las articulaciones.

También es necesario corregir la mala postura mientras se trabaja y descansar un poco entre las tareas repetitivas.

Para tratar esta patología, se recomienda un descanso de al menos tres semanas. Para aliviar el dolor local, se puede aplicar frío o calor. Si la bursitis es causada por una infección, se requerirá un tratamiento con antibióticos. La cirugía sólo será un recurso en caso de recurrencias frecuentes.

if

En pocas palabras, la bursitis es una condición que se puede prevenir adoptando la postura de trabajo correcta y evitando el exceso de trabajo de las articulaciones y los músculos.