Colitis, qué saber

¿Qué es la colitis?

La colitis puede explicarse por diversas causas, los tratamientos que se den a los pacientes dependerán principalmente del origen de la citada inflamación. La colitis es simplemente una inflamación del colon. Puede tener varios orígenes, existen dos tipos principales de colitis: la colitis aguda y la colitis crónica.

Las causas de la colitis

Tanto si se trata de colitis aguda como de colitis crónica, es imprescindible encontrar su origen para poder realizar un diagnóstico preciso y encontrar el tratamiento adecuado.

1- Colitis aguda

  • Infecciones por virus, bacterias, ciertos hongos y parásitos
  • Tomar medicamentos como ciertos antibióticos o laxantes
  • Mal suministro de sangre
  • Tratamientos contra el cáncer (como quimioterapia)

2- Colitis crónica

  • síndrome del intestino irritable
  • Enfermedad inflamatoria intestinal crónica
  • enfermedad de Crohn

Síntomas de colitis

El origen de la colitis dependerá de su tipo. Los síntomas también serán distintos de un tipo a otro. Por lo general, las personas con colitis aguda tienen episodios frecuentes de diarrea ya menudo se quejan de dolor abdominal. Cuando la diarrea es sangrienta (con moco) y acompañada de fiebre, la colitis aguda se considera grave. La colitis crónica, en cambio, también se manifiesta por dolor en el abdomen, diarrea, sangrado digestivo y, en ocasiones, pérdida de peso importante.

¿Cómo reconocer la colitis crónica en ese caso? Las grietas y las úlceras alrededor del ano son manifestaciones propias de este tipo. Cuando persisten los trastornos del tráfico y el dolor y las heces se hacen sangrientas, es imprescindible consultar al médico lo antes posible.

Tratamientos

De nuevo, el tratamiento sólo se dará cuando el profesional sanitario sepa exactamente qué tipo de colitis tiene y qué le está causando.

Generalmente, el tratamiento prescrito se basa en corticoides. Pero algunos fármacos basados ​​en salicilados también son efectivos. Cuando la enfermedad llega a un determinado estadio, se puede considerar la cirugía.

Prevención de la colitis

Existen prevenciones que reducirán el número y la intensidad de sus ataques de colitis. La mayoría son fáciles de adaptar a tu vida diaria. Por lo general, esto afecta principalmente a su estilo de vida:

  • Evita los platos demasiado picantes
  • No incluya platos excesivamente grasos en sus recetas
  • Reducir las frituras
  • Erradicar las verduras crudas
  • Elimina ciertos alimentos de tus hábitos alimenticios: judías secas, habas, col, lentejas
  • Evite o tome con moderación el café, el té, las bebidas de cola, los refrescos
  • Mastica mejor los alimentos
  • Establezca una hora específica para tomar las 3 comidas del día
  • Dejar el alcohol y el tabaco
  • Evite los medicamentos laxantes

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.