Come menos sal en los restaurantes

¿Cómo comer menos sal en los restaurantes?

Echa un vistazo al menú y elige bien.

Antes de realizar el pedido, siempre es mejor informarse sobre el tipo de ingredientes clave que utiliza el chef del establecimiento. Elija preferiblemente platos bajos en sodio. Además, muchos restaurantes revelan información detallada sobre el tema, ya sea en un cartel publicitario o en la página web. En cuanto a la selección, evite los platos demasiado preparados y fritos como las patatas fritas, las verduras en vinagre, la lasaña, las pizzas cubiertas de tocino y queso y la pasta carbonara. Si decides comer en un restaurante italiano, indio, chino o americano, elige patatas al horno, arroz al vapor, verduras salteadas, bolas de masa, verduras salteadas al aire, pizzas con verduras, platos tandoori, chapattis, asados ​​y carnes en la brasa.

¡No dude en hacer preguntas!

Cuando venga el camarero, pregúntele por las diferentes maneras de cocinar los platos del día. Entre los servicios, los clientes tendrán la oportunidad de estipular una petición especial en lo que respecta a la cocina. De hecho, los restauradores se aseguran de satisfacer a sus clientes ofreciendo servicios personalizados. Como resultado, se puede pedir carne o pescado a la plancha, al horno o asado acompañado de verduras al vapor sin sal. Una mejor forma de comer sano y equilibrado.

¿Debemos desconfiar de los condimentos?

En la mayoría de los casos, los platos se asocian a menudo con salsas, caldos o abonos. Sin olvidar los aliños de ensaladas, el ketchup, el condimento y el teriyaki. Tienes que saber que estas mezclas contienen mucha sal, de ahí la importancia de reducir su cantidad. Se pueden servir muy bien por separado para no abusar de ellos.

Apuesta por los acompañamientos y especias

Desde el punto de vista nutricional, las especias contienen poca sal y aportan múltiples beneficios al organismo. La lista incluye una variedad de productos como la cúrcuma, el jengibre, la canela y la pimienta. Para potenciar el sabor de los platos, varios cocineros utilizan hierbas aromáticas con propiedades terapéuticas. Por ejemplo, la menta ayuda a la digestión y la mejorana reduce el estrés.

¡Atención a la cantidad!

La moderación suele ser esencial a la hora de comer fuera, tanto si se trata de alimentos grasos como de bebidas carbonatadas. Algunos ingredientes contienen mucha sal, sobre todo embutidos, quesos y pan. Tienes que saber que hay restaurantes que ofrecen exclusivamente platos sin sal o eligen otras alternativas. Distinguimos, por ejemplo, el gomasio, el alga negra y la sal loca.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *