¿Cómo aprender a dibujar?

Comience con las bases

No todo el mundo tiene el mismo don diseño y el arte en general. Algunos deben aprender durante meses o incluso años a dibujar correctamente. Dominar este arte requiere mucha formación, un mínimo de rigor y un gran conocimiento de las normas de representación gráfica según el tipo de dibujo que se desea realizar.

Para conseguirlo, es necesario conocer las bases del dibujo, empezando por las nociones rudimentarias. Es muy sencillo: intenta reproducir fielmente las formas y los relieves más sencillos. Como modelo se puede utilizar una cesta de frutas, zapatos, un reloj o cualquier otro objeto real que utilice todos los días. Lo ideal es realizar varias versiones de un mismo objeto. Esto le dará la oportunidad de ver los detalles o las formas que tiene problemas para dibujar y hacer las correcciones necesarias. Vuelva a dibujar el mismo objeto hasta que obtenga una versión que refleje más la realidad.

El siguiente paso es asimilar las distintas etapas de un dibujo exitoso. A menudo, los diseñadores de éxito comienzan dibujando un esbozo, es decir, una representación de las formas básicas que constituirán la obra. Estas formas pueden ser un rectángulo, un círculo, un triángulo, un cuadrado o líneas sobre las que después se añadirán detalles, sin modificar las proporciones de la imagen.

Domina la proporción, la perspectiva y los matices de color

Las proporciones, precisamente. Tienes que saber que cada objeto está formado por diferentes partes atadas entre sí por su tamaño o volumen. Debería aprender desde el principio a respetar las reglas de proporción para poner más realismo en su arte. Las marcas de graduación y las cuadrículas de papel son indicios que le ayudarán a mantenerse dentro de los márgenes de proporcionalidad. Es sólo después de haber dominado esa noción básica que puedes jugar con las proporciones para sacar ideas originales o tu estilo a través de tus obras.

Tras las proporciones, practica también las perspectivas. En pocas palabras, la perspectiva es la idea de que un objeto parece más pequeño cuanto más te alejas de él. Dos objetos de la misma escala, pero que se encuentran en planos diferentes, no podrían, por tanto, tener el mismo tamaño en un dibujo. La perspectiva también afecta a cómo se representan las sombras, los patrones y las formas. Debe dominar absolutamente este principio si tiene intención de producir obras realistas o dibujos en 3D.

Entonces intenta dar más vida a tus dibujos jugando con los colores. Las sombras, la saturación, la mezcla de diferentes colores y el contraste son maneras de resaltar la idea o la emoción en tus cuadros.

Aprende, aprende… ¡y practica!

Las reglas del dibujo son finalmente comunes a cualquier aprendiz de pintor y conocidas por todos. Donde destacan los diseñadores profesionales es en la forma en que practican su oficio y se expresan a través de su arte. Ponen pasión y también dedican mucho, incluso mucho tiempo, a perfeccionar su técnica.

También puedes perfeccionar tus habilidades de dibujo practicando regularmente. Repetir los mismos gestos una y otra vez le ayudará a familiarizarse con el archivo y su material. También aprenderás a dibujar las mismas formas y objetos más rápidamente utilizando un cronómetro cada vez que los pongas en el papel. Las lecciones de dibujo impartidas por profesionales y talleres especializados también te ofrecen un marco ideal para desarrollar tu arte, no sin beneficiarte de las opiniones y consejos de expertos diseñadores.

Productos para ayudarle

Si has decidido dedicarte al dibujo, aquí tienes todo lo que necesitas.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.