Saltar al contenido
aibv

¿Cómo consigues que dos gatos se lleven bien?

febrero 24, 2021

Has decidido ampliar la familia adoptando otro gato y te preguntas si el gato o los gatos residentes lo aceptarán. Hay pasos específicos a seguir para que la cohabitación de los felinos se desarrolle sin problemas.

Es importante saber que el gato es un animal territorial y puede tomar la intrusión de otro gato en el hogar como una amenaza. No es raro que un gato residente sea agresivo con un gato nuevo que llega a la casa. Para evitar las peleas y facilitar la introducción de otro gato, deben seguirse ciertos pasos.

if

Con mucho amor y un poco de paciencia, la convivencia pacífica entre dos gatos es muy posible. Así es como hay que proceder.

La llegada del nuevo gato a casa

Antes de que el nuevo felino entre en su casa, prepare una habitación separada donde pasará los primeros días para acostumbrarse a su nuevo entorno y permita que el gato residente se familiarice con el nuevo olor. El día que llegues a casa con el nuevo gato, asegúrate de que los dos gatos no se encuentren.

Instale el nuevo gato directamente en su habitación aislada con todo lo que necesita: comida, agua, arena, cesta y algunos juguetes. Evitar el contacto visual entre los dos animales hará que el encuentro sea menos tímido.

Separar los gatos durante los primeros días

Dependiendo del tiempo de adaptación de los dos gatos, mantengan las habitaciones separadas. Recuerda frotar a cada gato con un paño que dejarás a disposición del otro gato para que se familiarice con el olor de su nuevo compañero. Después de dos o tres días, puedes empezar a intercambiar los gatos de las habitaciones manteniéndolos separados sin contacto directo.

if

Esto les dará mucho tiempo para acostumbrarse a la idea de que ahora viven bajo el mismo techo. Acostúmbrense a servir su comida en la puerta entre ellos para que asimilen la nueva presencia con algo agradable, esto facilitará el primer contacto. No te olvides de pasar tiempo con cada gato, acurrucarlos y jugar con cada uno de ellos.

La reunión de los gatos

Para el primer contacto visual, recomendamos que simplemente se abra la puerta entre los dos gatos para que puedan observarse mutuamente sin tocarse. Si los gatos tienden a querer olerse las narices, estás en el buen camino ya que es una señal de acuerdo entre los gatos. Por otro lado, si uno o/y el otro empiezan a adoptar una postura poco amistosa con las orejas bajadas acompañadas o aleteando, tendrán que ser un poco pacientes.

if

Tan pronto como noten que todo va bien cuando la puerta está entreabierta, intenten una apertura más amplia y observen su comportamiento hacia el otro. Al principio, puedes dejarlos juntos bajo vigilancia y separarlos para la noche o cuando estés fuera. Poco a poco se verá una estrecha relación entre los gatos y podrán vivir juntos.

error: Content is protected !!