¿Cómo cortar un árbol?

¿Cómo cortar un árbol?

La tala de árboles no debe hacerse en modo alguno. Debe cumplir determinadas normas y adoptar buenas técnicas de trabajo para garantizar un entorno de trabajo seguro ya la vez garantizar la eficiencia en su trabajo.

Primero la preparación

Tanto si ya está acostumbrado a este tipo de trabajos como si no, la preparación sigue siendo un punto esencial antes de proceder a la tala de su árbol. Por tanto, es obligatorio planificar la tala del árbol y tener a mano todo el material necesario. Para mantener seguro su entorno de trabajo, piense también en publicar señales de advertencia.

La dirección de la caída

Ahora que has avisado a tus vecinos y que dispones del equipo necesario, determina la dirección de la caída de tu árbol. Para ello, compruebe cómo son las ramas y cómo crecen. También es necesario tener en cuenta la dirección del viento en el momento en que se va a realizar la tala.

Una vez identificada la dirección, limpiar la zona en torno a la dirección prevista de la caída. También es necesario limpiar un espacio a 45 grados detrás del árbol que sirva de vía de evacuación.

Poda del tronco

El siguiente paso es podar el tronco. Este proceso permite eliminar todas las ramas y ramas que pueden constituir un obstáculo adicional a la hora de cortar la línea de tala. ¿Cómo hacerlo de la forma más sencilla posible? Consigue una cadena de tirón y trabaja de arriba abajo. Este paso puede ser tedioso y, sin duda, le llevará mucho tiempo.

Por eso es preferible empezar unos días antes de la fecha prevista del sacrificio.

matanza

Ahora que su árbol está listo para ser talado, puede proceder a la tala. Para empezar, haga un primer corte en el tronco. A continuación, haga un segundo corte horizontal por debajo del primer corte y un tercer corte en el lado opuesto.

Para facilitarlo, puede utilizar una palanca de tala que permita que el árbol caiga en la dirección opuesta a su dirección natural. A partir de esta etapa, todo pasará muy rápido: estira con fuerza y ​​el árbol caerá.

Debida

Una vez que el árbol ha sido talado, es el momento de pasar a la tala. Este proceso consiste en reducir el árbol a troncos. Es de gran importancia, porque es gracias a la avería que puedes transportar y almacenar tu madera de forma eficiente.

Si el árbol se utiliza como leña, también es una forma de tener las dimensiones adaptadas a tus necesidades. Generalmente, para la realización de la vivienda, necesitará una motosierra, una sierra y un gancho elevador.

Limpiada de cepillos

Para su seguridad, pero también para una mayor comodidad, siempre debe limpiarse la zona donde se ha talado el árbol. También facilita la manipulación del tronco así como el desplazamiento por esa zona.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *