¿Cómo distinguir un diamante real de un falso?

Varias pruebas para reconocer un diamante falso

Aquí tiene algunos consejos sencillos que le ayudarán a reconocer un diamante falso.

La prueba del brillo

El diamante pertenece a la categoría de las gemas más preciosas y caras del mercado. Debe su éxito tanto por su pureza como por su brillo inigualable. Éste es el primer criterio a comprobar para asegurarse de que realmente está delante de un diamante natural.

Luz y diamante

A diferencia de otras piedras preciosas y semipreciosas, los diamantes tienen facetas que brillan mucho cuando se exponen a una fuente de luz. Sólo tienes que apagar la luz y después exponer el diamante a una linterna. Si todas las facetas irradian un bello resplandor del arco iris, lo más probable es que sea un diamante real.

De lo contrario, es posible que esté mirando un zircón o una moissanita.

Valorar la reflectividad y la transparencia

¿Ha heredado un «diamante» no probado o desea comprar un anillo de oro con un «diamante»? Un análisis rápido de la piedra le ayudará a confirmar si se trata de una joya de diamante real o falsa.

Esta piedra preciosa tiene una propiedad física inimitable: refleja toda la luz que la atraviesa. Por eso brilla intensamente cuando se ilumina en una habitación oscura. Esto también explica su muy alta reflectividad en un entorno luminoso.

La prueba es muy sencilla

Dibuja un punto o forma fácilmente reconocido en papel blanco. A continuación, intente identificar la forma en cuestión mirando a través de la piedra. Si puede ver un punto o la forma dibujada a través del diamante, es probable que sea una falsificación. Por otra parte, si ve una forma difusa o difusa a través de la gema, puede que se encuentre delante de un diamante real.

Pese a su apariencia vidriada, un auténtico diamante nunca es transparente. No puede distinguir ninguna forma ni leer algunos fragmentos de palabras en un diario a través de un diamante.

La dureza, el criterio definitivo para reconocer un diamante real

Un diamante real también puede reconocerse por su incapacidad para retener la niebla. Cuando soplas aire caliente sobre una piedra real, la niebla tendrá dificultades para formarse en las facetas y desaparecerá rápidamente. Si no desaparece, probablemente ha heredado un óxido de circonio.

Pero la dureza sigue siendo el criterio que permite distinguir con certeza un diamante real de un falso. En la escalera de Mohs, el diamante es el referente definitivo para la dureza de las piedras preciosas y semipreciosas. Esta joya tiene una dureza de 10 en esa escalera. En comparación, el topacio y la calcita tienen una dureza de 8 y 3 respectivamente.

¿Cómo medir la dureza de tu piedra?

Tome un trozo de cristal que ya no utilice y rasque con la piedra. Si tu gema consigue cortar el cristal Y no tiene rasguños, estás en posesión de un diamante real. También puede comprobar con una lupa muy ampliada si la joya muestra micro rasguños en las facetas o si los ángulos no están bien afilados. Todos estos pequeños detalles son señales de alerta de una imitación.

El probador de diamantes

Si está acostumbrado a manipular diamantes, ya menudo debe determinar la autenticidad de un diamante, también sepas que hay probadores de diamantes. Con frecuencia son dispositivos pequeños, que caben en una mano. En cuestión de segundos le dirán si su diamante es real. Ahora está disponible a muchos minoristas, incluido Amazon, a distintos precios.

Teniendo en cuenta el precio de un quilate de diamante real, no dude en consultar a un profesional para comprobar la autenticidad de su piedra en caso de duda. Éste le podrá, sin la menor duda, informarle. Y sabrás si tu piedra es legítima. El profesional también, muy a menudo, podrá amarlo si éste es su deseo. Práctico si lo encuentras en una antigua caja de joyas olvidada.

Compra joyas a un profesional

Ya sean joyas para mujer, un par de pendientes para niños o pendientes para hombre, es necesario confiar tu compra a un experto. Gracias a este trámite podrás recibir un certificado de autenticidad. Con este último, está seguro de que sus referencias con diamantes muestran realmente la calidad deseada. Por tanto, bucles poner en las orejas debe satisfacer todas las expectativas.

  • Con las joyas tradicionales, los pendientes colgantes pueden ser «de lujo» cuando parecen muy alegres.
  • Para comprar diamantes, sólo un experto en este campo le podrá ayudar.
  • A continuación, puede elegir pendientes con un diamante en oro blanco o amarillo, cuya elección depende de sus preferencias.
  • Por tanto, los pendientes de palanca o las joyas tradicionales cumplirán sus expectativas, pero tenga cuidado, el presupuesto es alto.

Dependiendo del número de quilates, estas joyas pueden ser muy caras. Por ejemplo, debería permitir menos de 1400 euros para pendientes de oro amarillo con un diamante de 0,60 quilates.

Experiencia al detectar diamantes

Si tiene cualquier duda sobre estos pendientes de cerco, sólo tiene que llevarlos a un profesional. Éste último te podrá responder, porque a veces también nos preguntamos cómo reconocer un diamante en un anillo. Teniendo en cuenta el presupuesto solicitado, puede ser imprescindible pensar previamente en esa compra y dedicarse el tiempo. Dentro de nuestro artículo, hemos compartido mucha información que le permite identificar rápidamente un diamante.

Es necesario, pues, estar atento a los acabados, al peso, al brillo, pero también a la transparencia e incluso a la dureza así como a los defectos y rasguños. Por supuesto, para que la experiencia sea perfecta y esté a la altura de todas las expectativas, debe ir equipado con una lupa o un microscopio. Éste último es preciso y realmente permite mirar en profundidad la calidad de este diamante. Un profesional puede detectar este último en cuestión de segundos.

Ahora sabe que la elección requiere la máxima precaución y evite pedir una joya a base de un enamoramiento. Es necesaria una experiencia real para no arrepentirse más tarde de esta adquisición. Entonces estarás encantado de traer tu joya.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *