Cómo elegir el mejor audífono

Cuando empiezas a perder la audición, es imprescindible consultar a un especialista que te realizará pruebas específicas para diagnosticar el nivel de pérdida y prescribir el audífono más adecuado. Sin embargo, por lo general, los dispositivos más grandes son los más recomendados para los pacientes que menos sienten.

Os ofrecemos una visión general de audífonos que existen en el mercado desde lo menos potente al más eficiente así como los criterios a tener en cuenta para encontrar un buen audioprotesista.

El audífono sin receta disponible en las farmacias

Éste es el dispositivo más discreto. Disponible sin receta en las farmacias, consiste en una batería de células pequeñas conectadas a un pequeño transmisor mediante un cable delgado y transparente. El dispositivo encaja perfectamente detrás de la oreja. Está especialmente recomendado para personas que sufren sordera leve. Este dispositivo puede considerarse el equivalente a las lupas para la audición.

El complemento auditivo en el conducto

También muy discreto, ocurre casi desapercibido. Es un dispositivo pequeño, de color carne, en forma de judía que se adapta directamente al conducto auditivo.

El audífono intracanal

En forma de medio caparazón y de color carne, este aparato se aloja en el hueco de la oreja, dejando sólo la parte exterior visible.

Audífono intraoidal

Este dispositivo más potente es el doble de grande que la media cáscara y está alojado en todo el espacio vacío y visible de la oreja. Cuanto mayor sea la sordera, mayor será la superficie del audífono para permitir una mejor amplificación del sonido.

El trasero de la oreja para las patologías más avanzadas

El trasero de la oreja, o BTE, es el audífono por excelencia para entender el habla. Cuando otros dispositivos ofrecen una supresión parcial del ruido de la señal de sonido mejorando la comodidad auditiva, la parte trasera de la oreja permite descifrar las palabras pronunciadas.

Es el audífono que ocupa más espacio en la oreja, pero también es el más potente. Se recomienda en casos de sordera importante.

Nuestro consejo para elegir el audioprotesista adecuado

Para seleccionar a la persona encargada de ponerte tu audífono a medida, pide asesoramiento a tu ORL. El audioprotesista debe hacerte, durante la primera consulta, preguntas sobre tu estilo de vida y tus hábitos para identificar tus necesidades. A continuación, le ofrecerán un dispositivo de prueba gratuito durante una o dos semanas.

Esta prueba permitirá sobre todo comprobar el manejo de la prótesis o su tolerancia para poder adaptarla lo mejor posible a sus necesidades.

¿Por qué acudir a un audioprotesista?

No te habrá escapado, ahora tienes la posibilidad de realizar una preselección de audífonos en internet. Ahora debes saber que tendrás que ir a un audioprotesista en algún momento u otro. De hecho, cada oreja es distinta. Por lo tanto, puede que tenga que probar varios modelos antes de encontrar lo que le convenga. También tendrá que hacer ajustes, como lo hace con las gafas.

Sabed que si elige a audífonos de los Laboratorios Unissonte beneficiarás de:

  • evaluación auditiva totalmente gratuita
  • una prueba gratuita para elegir el mejor dispositivo para ti
  • seguimiento para realizar los ajustes necesarios

Así, dispondrás de un servicio de atención al cliente que se ajusta a tus necesidades, gracias a los audioprotesistas certificados por el estado que trabajan. También tendrá una amplia selección en los modelos de prótesis, para que se adapte a su audición. Así, se te puede ofrecer un audífono adaptado a tu pérdida auditiva, tanto si se trata de un modelo inalámbrico conectado al Bluetooth, un dispositivo recargable o un audífono invisible.

Ahora, nada te impide hacer una cita online. Que no compre completamente en línea no significa que no pueda aprovechar la tecnología. Poder concertar esta cita por internet te permitirá no tener que esperar al momento y encontrarte delante del hecho de no entender qué te dice tu interlocutor. Tenga en cuenta que muy probablemente tendrá que acudir a varias citas para tener un dispositivo perfectamente ajustado y adaptado a sus necesidades. Además, recuerde que su audición cambiará con el tiempo. Por tanto, le recomendamos que realice una revisión de rutina cada seis meses aproximadamente.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.