Saltar al contenido
aibv

¿Cómo evitar un parto prematuro?

septiembre 8, 2020

El porcentaje de mujeres que experimentan un parto prematuro aumenta cada año debido a una multitud de factores físicos y psicológicos. Siga nuestro consejo para reducir este riesgo.

¿Cómo evitar un parto prematuro?

Realizar un seguimiento médico

El seguimiento médico es práctico para acompañar de cerca el estado de su embarazo. Cada trimestre de tu gestación, debes hacerte un chequeo médico completo donde se recomendarán análisis de sangre, ultrasonidos y vacunas.

if

Además, el riesgo de prematuridad puede ser visible desde el principio de la gestación, como la presencia de una malformación uterina, cualquier enfermedad o incluso un hueco en el cuello del útero.

Así, si los riesgos se determinan a tiempo, el médico podrá ofrecerle un tratamiento médico para tratar estos problemas y también para limitar las contracciones uterinas tempranas. Algunos pueden incluso requerir cirugía o cerclaje cervical alrededor del cuarto mes de fertilización si es necesario.

Mantener un estilo de vida saludable

De hecho, es totalmente posible prevenir el nacimiento prematuro adoptando un estilo de vida saludable. Esto significa comer bien y mantenerse hidratado evitando el alcohol y el tabaco. No deje de comer alimentos ricos en fibra, vitaminas, calcio y proteínas. Sin embargo, tenga en cuenta que durante el periodo de parto, aumentará de peso.

Por lo tanto, recuerde controlar su ingesta para evitar el sobrepeso, que puede ser perjudicial para la salud de su bebé, pero también para la suya propia.

if

Además, el aumento excesivo de peso acentuará la presencia de la hipertensión y la diabetes gestacional, lo que provocará un nacimiento prematuro, malformaciones e incluso la muerte del bebé.

Vigila tu higiene íntima

Durante el embarazo, se recomienda que vigile cuidadosamente su higiene íntima. Para su información, las infecciones vaginales y urinarias afectan el embarazo y aumentan el riesgo de prematuridad. Aunque se le ofrecerán exámenes clínicos durante sus seguimientos médicos, siempre es ideal prevenirlos adoptando los gestos adecuados.

Puede, por ejemplo, beber zumo de arándanos con regularidad, ya que tiene propiedades antiinfecciosas, y acordarse de orinar después de cada relación sexual para evitar la proliferación de bacterias y gérmenes en el sistema urinario.

Usar ejercicios de relajación

El estrés, la fatiga y el trabajo pesado tienden a producir disfunciones en el cuerpo. Por eso es importante tomarlo con calma, relajarse y descansar con frecuencia. Desde que estás embarazada, tu cuerpo es muy frágil y se volverá muy susceptible a las enfermedades.

if

Por lo tanto, le recomendamos que se cuide a sí mismo realizando regularmente actividades físicas ligeras, como el aquagym, el yoga y la gimnasia, así como ejercicios de respiración frecuentes.

error: Content is protected !!