¿Cómo lavar una mancha de sangre en un colchón?

Eliminar una mancha de sangre no es poca cosa. De hecho, la sangre contiene muchas proteínas, lo que hace que su misión de limpieza sea bastante compleja.

Sin embargo, es inconcebible renunciar y dejar tu colchón con esa mancha antiestética y desagradable a la vez. Afortunadamente, hay técnicas para deshacerse de ellas definitivamente, sin dejar rastro alguno.

Prepare una solución de limpieza

Tienes una amplia selección de soluciones de limpieza para eliminar las manchas de sangre de tu colchón. Sin embargo, un limpiador enzimático o peróxido de hidrógeno sería ideal, puesto que estos productos están diseñados específicamente para descomponer proteínas de la materia orgánica, como la sangre. También puedes realizar tu propia solución. De hecho, puede preparar, por ejemplo, una pasta con 55 gramos de maicena mezclados con una cucharada de sal y 60 ml de peróxido de hidrógeno.

Si no le gusta un limpiador de pasta, también puede hacer un limpiador líquido con 120 ml de detergente líquido mezclado con 30 ml de agua. A continuación, mezcle enérgicamente hasta que la preparación esté espumosa.

Satura la zona manchada con un limpiador

Para un limpiador líquido, remoja un paño limpio en el producto y después escurrir el exceso de agua. A continuación, asegúrese de saturar la zona manchada tocándola. Si prefiere utilizar una pasta, utilice el dedo o un cuchillo si no se quiere ensuciar y aplique suficiente pasta en la zona y, a continuación, cubra completamente la mancha.
Sin embargo, tenga cuidado de no rociar ningún líquido directamente sobre su colchón. Dado que los colchones son de naturaleza muy absorbente, el líquido dañará las fibras del colchón.

Deja que la solución funcione

Para tener un resultado satisfactorio, tendrás que dejar actuar la solución durante al menos 30 minutos. Así, tendrá tiempo para penetrar en la mancha y disolver las proteínas, facilitando así la limpieza.

Frote la zona sucia

Una vez pasado el tiempo de reposa, frota bien con un cepillo de dientes, asegurando que el limpiador penetre bien. También puede utilizar un paño limpio con el que volverá a fregar la zona sucia. Según tu determinación, la mancha debería empezar a disolverse y desaparecer completamente.

Retire el exceso de limpiador y sangre

Para obtener un resultado positivo, deberás limpiar los residuos que quedan en tu colchón después de aplicar el limpiador, ya sea un exceso de sangre o el propio limpiador. Para ello, remojar un paño limpio con agua fría y después escurrirlo.

A continuación, toque la zona donde acaba de limpiar. No se detenga hasta que queden todos los rastros de limpieza y sangre.

Deje secar el colchón en el aire

Para este último paso, será necesario tener paciencia, porque el secado del colchón puede durar una noche entera. Y, sin embargo, este paso es imprescindible, ya que su colchón puede tener restos de moho si no se seca bien.

Todo para el colchón

Hemos pensado que también necesitarías otros productos para el mantenimiento de tu ropa de cama. Ofrecemos algunas soluciones.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *