¿Cómo saber si su acompañante tiene sarna del perro?

¿Cuál es su origen y cómo detectar la sarna en los perros?

Un ácaro microscópico como agente vector

A diferencia de otras enfermedades de la piel de los animales, el vector de la sarna del perro no es visible a simple vista. Este ácaro microscópico excava una especie de galerías en la piel del animal y se aloja. Es un parásito, es decir que una vez instalado, dependerá de su huésped. Su presencia provoca importantes lesiones cutáneas. Esta enfermedad se transmite entre perros, pero el parásito puede sobrevivir unos días afuera.

Por tanto, no se excluye la transmisión a los humanos. Es muy posible que el animal también coja sarna por su entorno. Los animales salvajes como el zorro son vectores principales. Es probable que los perros que entran en el bosque estén infectados. En este caso, la forma más común es la sarna sarcóptica.

Cuidado con el picor

El primer síntoma de la sarna es el picor. A diferencia del simple rascado, el picor causado por la sarna es un dolor real. El perro se muerde hasta que sangra, se frota contra las paredes y se sacude. Como resultado, se desarrollan lesiones cutáneas, especialmente en la cabeza, el estómago, los flancos, el pecho y los codos. Las lesiones de sarna también son visibles en las orejas. Entonces aparecen los pequeños granos rojos en la piel. Empieza la caída del cabello, se forman costras, escamas y escoriaciones. Si la enfermedad empeora, el perro tiene fiebre y pierde peso. Esta condición canina es más frecuente en individuos jóvenes.

¿Qué hacer en caso de sarna del perro?

Exámenes en profundidad en el veterinario

Dado que el agente de transmisión de la sarna es microscópico, sólo el veterinario puede informar si la enfermedad está presente o no. Esto requiere exámenes minuciosos a partir de los cuales podrá observar las lesiones, su localización y su aspecto. Si desea tener resultados más precisos, debe hacer una prueba de escocia. El médico toma células superficiales de la piel de una cinta adhesiva. El análisis de estas células muestra la presencia o la ausencia de una infección fúngica o bacteriana. Si se sospecha una corteza, es necesario raspar. Con una hoja de bisturí roma, rasque la piel del animal hasta que sangre. Las células eliminadas serán observadas en el microscopio.

Tratamientos obligatorios

Viven profundamente en la piel, los ácaros de la sarna de los perros son muy difíciles de detectar incluso para los especialistas. En el 30% de los casos, se pierden incluso después de un raspado extensivo de la piel. Hay que tener cuidado, por eso, aunque no haya pruebas, si las sospechas del veterinario son fuertes, el tratamiento es obligatorio. Proporcionará a tu perro medicamentos antiparasitarios en forma de pastillas o cuentagotas. La ventaja es que este tipo de productos también tratan garrapatas y pulgas. Al mismo tiempo, es imprescindible tratar a todos tus perros y su entorno para evitar cualquier riesgo de contaminación. Y si le preocupa su salud, hable con su médico.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *