Consejos para curar furúnculos de forma natural

¿Cómo tratar los furúnculos de forma natural?

Inicialmente, la ebullición es una leve infección bacteriana. Pero si no se toma el cuidado necesario en el momento adecuado, puede convertirse rápidamente en una auténtica fuente de malestar.

Unos pequeños gestos diarios le permitirán, afortunadamente, acabar rápidamente.

Agita tu dieta

Si no está en el primer ebullición, la primera reacción que debe tener es vigilar su dieta para identificar los alimentos a evitar y los que debería favorecer. De hecho, alimentos como el azúcar o los hidratos de carbono pueden ser responsables de la aparición de furúnculos.

Por lo general, los elementos a evitar son: leche, quesos, carnes rojas, nata fresca y todo tipo de salsas. Por otro lado, los alimentos que debes favorecer son los que contienen vitamina C (como la piña, los cítricos, los frutos rojos), la vitamina E (como los aguacates, los frutos secos, las verduras) y el zinc ( como los huevos, las ostras, el pescado). , marisco).

Cuida tu intestino

¿Sabía que el estado de su piel es suficiente para hacer una estimación de la de su intestino? El motivo es que cualquier toxina que se encuentra en el intestino va directamente al torrente sanguíneo.

Descubre nuestros artículos  Consejos para blanquear axilas y cuello de forma natural

Ante este proceso, el organismo busca entonces la forma de expulsarlos a través de la piel. Si observa que aparece un ebullición, puede considerarlo como una alarma emitida por su intestino.

Además de cambiar su vieja forma de comer por una dieta más saludable, por tanto, es hora de adoptar los remedios de la abuela para limpiar su intestino. Los enemas con agua tibia son los más citados en este tipo de situaciones. Pero también puedes optar por otra solución: la aplicación de una máscara de arcilla en la barriga.

Bebe suficiente agua

Beber agua de vez en cuando no es suficiente para combatir los furúnculos. Debería beber lo suficiente, con regularidad. Utilizada como medio para purificar la piel, el agua es, por tanto, un gran aliado en la búsqueda de una mejor salud.

Además, este remedio está al alcance de todos y no requiere esfuerzos drásticos por vuestra parte. En promedio, es necesario beber unos 6 vasos de agua al día. Para añadir un poco más de pepa a su bebida, puede añadir zumo de limón o zumo de estevia.

Limpie la piel

Tu lucha contra los furúnculos será en vano si no encuentras también la forma de limpiar y cuidar tu piel. Para ello, basta con pasar un algodón mojado con agua y peróxido de hidrógeno por la piel para limpiarla. A continuación, aliméntalo con antibióticos naturales: aceites esenciales (tomillo, árbol del té, orégano, etc.).

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.