Consejos para teñir pieles y tejidos

También puedes apostar por el teñido para personalizar tu decoración de interiores o ropa.

¿Cómo teñir la piel?

Hay varios métodos para teñir la piel. Sin embargo, esta operación debe realizarse con la máxima vigilancia porque a menudo es imposible recuperarse de los errores. Los productos utilizados no son los mismos para la ropa, la pequeña marroquinería, los muebles o incluso la tapicería.

Si desea revivir su color o teñir tu chaqueta de piel, no dudes en pedir consejo a un profesional para encontrar el producto adecuado.

Revive el color de una pieza de piel

Empiece limpiando la chaqueta de cuero. A continuación, pasa un paño mojado con leche para la cara por toda la superficie para unificar el color de tu prenda. Roza mientras haces gestos circulares.

A continuación, utilice algodón absorbente para pulir. Deje secar la chaqueta durante 24 horas y, a continuación, aplique Texguard para proteger la piel. Recupera el brillo de tu prenda aplicando un esmalte tintado. Roza suavemente y aplica para completar otra capa de texguard.

Tenga la pieza de piel

Empiece limpiando la piel de su prenda. Una vez esté completamente seco, pele la piel con una esponja abrasiva remojada con diluyente de celulosa o acetona. Roza suavemente, teniendo cuidado de no dañar la piel.

Continúa hasta que te hayas deshecho del esmalte de zapatos y el color originales. Deja secar unas horas antes de aplicar tintes adaptados a tu tipo de piel. Dado que el tinte de piel es muy delicado, es mejor delegar esta tarea en un profesional para un resultado perfecto.

¿Cómo teñir las telas?

No todos los tejidos admiten el teñido. Es el caso de la lana, cachemira, angora, tejidos 100% acetato, poliéster y acrílico. La ropa hecha con clorofibra o polar tampoco tiñe.

Tenga en cuenta, sin embargo, que si sus tejidos están hechos con al menos un 50% de fibras naturales, como algodón, seda, bambú o lino, todavía puede teñirlos.

Tenga los tejidos

Lo primero que debes hacer es lavar tu tela, ya sea nueva o antigua. Para que el color se impregne mejor, se recomienda teñirse a mano. Es fácil teñir tejidos blancos o crema. En cambio, sobre los tejidos oscuros, primero será necesario blanquearlos haciendo un pretinte.

Una vez aclarados los tejidos, puedes volver a teñirlos con cualquier color nuevo. Si no desea teñirse toda la pieza, puede cubrir las partes restantes con cinta adhesiva. A continuación, prepara tu tinte.

Sumerge una esponja en la preparación y, a continuación, frota suavemente el tejido. Espere a que el colorante se seque antes de quitar la cinta.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *