¿Cuáles son los remedios para la tos húmeda?

¿Cómo se manifiesta la tos húmeda?

Tos húmeda en pocas palabras

Al contrario de lo que pensamos y de lo que estamos acostumbrados a escuchar, la tos húmeda no es una enfermedad. Todavía sólo es un síntoma que aparece cuando una persona tiene bronquitis crónica o una infección bronquial. También se llama tos productiva, en contraposición a tos seca, que se clasifica como una tos llamada «no productiva».

¿Pero productivo por qué? La tos irá acompañada de esputo o esputo que simplemente sale de los pulmones o de la garganta. Estas secreciones similares a líquidos son en realidad bacterias, virus y glóbulos blancos.

Causas y prevenciones de la tos húmeda

La tos húmeda es un síntoma de una enfermedad que ataca a la bronquitis. Por tanto, es una manifestación de problemas o enfermedades a nivel respiratorio. Es difícil enumerar los métodos de prevención de la tos en sí. Más bien, es necesario prevenir las enfermedades asociadas. Se hará referencia al estilo de vida y determinados hábitos.

Por ejemplo, el aire acondicionado no se recomienda porque puede secar las vías respiratorias. Basta con ventilar suficientemente la habitación y no sobrecalentar el interior de la casa. Para evitar compartir bacterias con otras personas, cuando tose, debe poner la mano delante de la boca.

Evite darse la mano después, si usted mismo está enfermo o si su interlocutor lo está. También debe recordar lavarse las manos regularmente.

¿Cómo tratar la tos húmeda?

Tratamiento de la tos húmeda

La tendencia es recurrir a diluyentes bronquiales. Sin embargo, estos tratamientos a menudo se consideran placebos que pueden causar otros problemas tales como alergias y problemas respiratorios.
Lo mejor es tratar la tos con métodos más tradicionales. Ya debemos empezar hidratando el cuerpo. Es esencial cuando se puede beber al menos 1,5 litros al día. La idea es ayudar a que el esputo se haga más delgado para que salga más rápido.

La habitación donde descanse y toda la casa deben estar bien ventiladas y limpias. Si es necesario, utilice un humidificador de aire.

Recuerde también limpiarse la nariz con solución salina. Hazlo varias veces al día.
Y por último, es importante no fumar ni exponerse a los fumadores.

¿Se debe consultar?

La tos húmeda es un síntoma, una manifestación que a menudo se considera benigna. Sin embargo, hay que tener cuidado, porque puede anunciar una enfermedad más grave como la neumonía, la tuberculosis, el edema pulmonar o la bronquitis.

Si la tos suele alargarse, si va acompañada de fiebre y vómitos, éste es el momento de consultar. Compruebe también el estado del esputo, si hay sangre, debe consultar a un médico lo antes posible.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.