Deficiencia de magnesio: las soluciones

¿Cuáles son los signos de una deficiencia de magnesio?

El magnesio se conoce como el mineral de la vida que mantiene nuestro cuerpo sano. A continuación es esencial en la construcción muscular, en la mejora de la frecuencia cardíaca, pero también en el buen funcionamiento del sistema cerebral.

Así que usted puede ver que su necesidad es vital. De hecho, en caso de deficiencia de este producto, el cuerpo está con disfunciones y los síntomas se notan tanto desde el exterior como desde el interior.

Tienes problemas de sueño y memoria; siempre te sientes cansado, ansioso, estresado; siempre tienes dolor de cabeza y dolor de espalda; te sube la tensión y estás sujeto a palpitaciones… Bien, los signos son numerosos y para poner remedio había que tener cuidado.

¿Qué hacer para evitar la falta de magnesio?

Cambia la dieta

Lo primero que hace falta para combatir la deficiencia de magnesio es sobre todo cambiar tu dieta. Aquí no se trata de hacer dieta o convertirse en vegetariano. Por el contrario, se recomienda consumir alimentos muy ricos en este mineral, como chocolate, sardinas, frutos secos, especias, marisco, aceite de oliva, verduras…

Sobre refrescos y comidas congeladas, mejor evitarlos. Son muy ricos en azúcar y sal que provocan la formación de ácidos en el organismo y provocan la pérdida de magnesio.

Cambiar métodos de cocción

Sí, es necesario aprender a cocinar bien para mantener los minerales esenciales en los alimentos. Por tanto, si tiene previsto comer verduras crudas, evite hervirlas, de lo contrario se perderán todos los minerales.

Por otro lado, simplemente lávelos bien y cómelos crudos. También puede cocinarlos al vapor durante un tiempo corto si es necesario.

Estaca para tu propio huerto

¿Sabía que el tiempo de almacenamiento de las verduras en los mercados y supermercados influye en su calidad y también en el contenido de nutrientes? Sin olvidar los carbonos que se introducen durante su transporte o las cantidades de pesticidas que han administrado sus jardineros. Y esa afirmación está bien demostrada.

Ante todo esto, nada es más rentable que crear tu propio huerto. Así, tienes la posibilidad de disfrutar de la frescura de las verduras, pero sobre todo de cuidar su calidad. Además, en cuanto a gusto, verás la diferencia entre un producto fresco de tu casa y los que ya están almacenados en los mercados.

Utilice suplementos dietéticos

En caso de que los remedios que se te adelanta con anterioridad no parecen comportar ningún cambio, tienes la opción de tomar complementos alimenticios y hacer un cuidado de magnesio.

Disponible en botellas, puede tomarse dos veces al día para complementar sus necesidades y reducir las deficiencias.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.