Descubra cómo plantar y proteger el loto

Lotus: ¿cuáles son sus principales características?

El loto es una planta acuática que destaca por sus geniales flores y un impresionante follaje caducifolio. Puede llegar a los 2 m de altura cuando está maduro. También se conoce con otros nombres, como judía del Nilo, loto oriental, loto sagrado, etc.

Su floración en verano ofrece un espectáculo de lo más grandioso. Sus hojas, que no flotan, a diferencia de las del nenúfar, son anchas, con un diámetro de hasta 50 cm. Las flores, que se presentan en distintos tonos de blanco y rosa, suelen durar sólo unos días, pero las flores nuevas las sustituyen hasta finales de septiembre. Del loto sagrado emana una dulce y agradable fragancia.

¿Cómo plantar el loto?

El loto se suele cultivar en un estanque o en una gran cuenca. Sin embargo, puede adquirir una especie enana para adornar su jardín, aunque sólo tenga un pequeño estanque. Muchas variedades crecen fácilmente en una superficie de 12 m2. También puedes colocarlo en un recipiente grande para colocarlo en un invernadero o en un balcón o terraza soleado.

Esta planta necesita mucho calor en verano. Por tanto, se debe colocar en una piscina con buena luz solar y bien protegida del viento. El loto debe sumergirse bajo al menos 10 cm de agua para las variedades enanas, y hasta 50 cm para las especies más grandes.

Para proceder a la plantación, coloque el rizoma con el brote joven en una cesta especial de plantas acuáticas que contenga suelo para macetas destinada a este tipo de planta. A continuación, rellene con grava, teniendo cuidado de no cubrir el brote joven. Después de añadir fertilizante (en forma de pellet), coloque la cesta a unos 5 cm de profundidad. A continuación, puede insertar la cesta según el crecimiento de las hojas.

¿Cuándo plantar el loto?

Lo mejor es esperar en primavera, cuando el agua de tu estanque esté bien calentada, para plantar el loto sagrado.

¿Cómo mantener y proteger el loto?

El loto no tolera las heladas. Por tanto, debe hacer algunas gestiones si desea que florezca hasta el próximo verano. Si tiene un estanque bastante profundo, puede colocar bien su olla en el fondo, asegurándose de dejar al menos 60 cm de agua por encima.

Si vives en una zona muy fría donde suele durar el invierno, lo mejor es mantener los botes de loto en el interior. Prefiera un lugar fresco, como un ático, una bodega o un invernadero frío. Mantener el suelo ligeramente húmedo.

El loto no es inmune a insectos y plagas de todo tipo. Sin embargo, es mejor evitar el uso de repelentes, incluso biológicos, y retirarlos manualmente o con un chorro de agua. También puedes sumergirlos en agua para eliminar los parásitos.

Es esencial un suministro regular de abono, siendo esta planta bastante golosa.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.