El uso de peróxido de hidrógeno

¿Para qué sirve el peróxido de hidrógeno?

Un limpiador de cristales

El peróxido de hidrógeno, comúnmente conocido como peróxido de hidrógeno, es un buen producto para tener en casa. Si este producto químico tiene fama por su propiedad para blanquear los dientes, puede utilizarse en mantenimiento y desinfección.

Con peróxido de hidrógeno podemos limpiar distintos tipos de ventanas en casa. Puede ser una superficie de cristal, un espejo o incluso una tapa de sartén. Para ello, basta con rociar directamente la zona a limpiar y después limpiarla con un paño seco. Lo mejor es utilizar un paño sin pelusa.

Limpiar frutas y verduras

Aunque es un producto químico, es muy posible limpiar frutas y verduras con peróxido de hidrógeno. Este producto constituye una técnica eficaz, por tener alimentos saludables y sin bacterias.

Además, es un método de limpieza rápido y seguro. Se debe verter una cantidad suficiente de este producto en una cuenca y después remojar las frutas y verduras durante uno o dos minutos. Una vez hechos, los aclararemos con agua limpia.

Mantener las herramientas de cocina

El peróxido de hidrógeno o peróxido de hidrógeno es el limpiador ideal para limpiar las distintas herramientas de la cocina. En dos o tres movimientos, gozaremos de nuestro propio equipamiento.

Tabla de cortar

Este material es esencial en la mayoría de preparaciones culinarias. Es una herramienta delicada, porque si no se limpia correctamente puede haber una proliferación de gérmenes. Por eso es necesario utilizar peróxido de hidrógeno para desinfectarlo.

Descubre nuestros artículos  Los chips no son infinitamente miniaturizables

Utensilios de cocina

Con el fin de eliminar los restos de comida tozudas en platos o cucharas, el uso de peróxido de hidrógeno puede realizar el truco. Para ello, es necesario mezclar esta sustancia química con bicarbonato de sodio para obtener una pasta.

Esta preparación milagrosa hace que sea fácil de eliminar toda la suciedad y los residuos de los utensilios frotando ligeramente. Utilice agua tibia para enjuagar.

La nevera

Para vivir en un buen ambiente en la cocina, es imprescindible mantener bien el frigorífico. De nuevo, el peróxido de hidrógeno es el producto perfecto. La limpieza debe realizarse una vez por temporada, rociando el interior del aparato.

Para obtener un resultado satisfactorio, es necesario dejarlo actuar durante unos minutos, antes de secarlo con un paño para una desinfección completa.

Las baldosas

El peróxido de hidrógeno es un excelente limpiador para juntas de baldosas. Como se ensucian muy rápidamente, deben limpiarse regularmente. El uso de este componente químico es perfecto para restaurar las baldosas de baño o cocina sin erosionarlas.

Para ello, rocíelo siempre sobre la superficie en cuestión y espere 30 minutos antes de cepillarlo suavemente.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.