Guía para mimar tus plantas en invierno

¿Cómo cuidar tus plantas en invierno?

Evite el riego frecuente

En invierno, las plantas entran en hibernación. Su crecimiento se ralentiza y su consumo de nutrientes y agua disminuye. Para que estos últimos tengan la posibilidad de mantener su vegetación y mantenerse en buena forma incluso frente al frío, no es necesario un riego regular. La frecuencia de riego depende de su especie.

Algunas requieren un chubasco mensual, y otras una vez a la semana. Por tanto, es necesario sobre todo conocer las necesidades de tus plantas según su tipo, y estudiarlas de forma que permita su cuidado.

Sepa que durante el período de heladas la planta no necesita suficiente agua ya que su consumo es bajo. Así, entonces hay que humedecer pocas veces por la mañana sin hacer un exceso.

Rocíe en lugar de agua

Durante los períodos invernales, está obligado a aumentar la temperatura de su calefacción. Sin embargo, la mayoría de las veces, la calefacción de la casa seca el aire y provoca un secado acentuado de las plantas. Ante estas condiciones, resulta útil hidratarlos mediante un vaporizador.

Éste último es práctico para evitar un riego mal controlado. Además, rociándolos suavemente, mantendrán su bonita vegetación y, al mismo tiempo, permitirán que sus hojas saquen recursos fácilmente. De hecho, la vaporización debe realizarse con moderación al igual que el riego.

Fertilizante: ¿a favor o en contra?

Como hemos comentado antes, las plantas consumen menos agua y nutrientes en invierno. Por tanto, no es necesario apostar por los fertilizantes durante todo este período. Dales tiempo para invernar.

Por otra parte, una vez llega la primavera, puedes alimentarlos con abonos adecuados y regarlos. Por el momento, es mejor llevarlos a cabo en su ciclo natural.

Una temperatura ambiente para plantas sanas

El frío y el calor alto son los enemigos de las plantas. Por tanto, es importante colocarlos en un lugar a temperatura ambiente, es decir, que no haga ni demasiado calor ni demasiado frío para que no se pierdan.

Maximizar la luz

Las plantas necesitan la luz solar para vivir. Por tanto, en invierno, el calor y la luz solar son escasas. Así pues, para compensar estas necesidades, colóquelos en un lugar luminoso, como por ejemplo en las ventanas.

Las cosas correctas por hacer

El mantenimiento de las plantas en invierno no es fácil, ya que durante esta época son muy frágiles. Así que intente mantenerlos alejados de corrientes de aire y choques térmicos y evite moverlos con regularidad.

Además, los invernaderos son prácticos para permitirle mantener su temperatura. Puede optar por un invernadero de cristal y alojarlos dentro o simplemente utilizar una bolsa de plástico, cubriéndolos suavemente con ella.

Aprende más

  • Cymbidium: orquídea fácil de cultivar

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.