Hacer un deshumidificador doméstico: ¿cómo hacerlo?

La humedad rima con molestias y condiciones insalubres

Una casa cómoda es un lugar en el que te sientas como en casa, independientemente de las condiciones meteorológicas exteriores. Es un lugar donde no hace ni demasiado calor ni demasiado frío y donde el aire es fresco, transpirable y no demasiado húmedo. Algunas viviendas no cumplen todos estos criterios y provocan molestias y molestias a los residentes.

Un nivel de humedad demasiado elevado, sinónimo de exceso de humedad, es por ejemplo una fuente de problemas respiratorios, alergias, pero también de moho y grietas en las paredes. Afortunadamente, existen soluciones efectivas para combatir la humedad de un hogar. Aquí tiene unos cuantos que puede hacer usted mismo.

El deshumidificador a base de sal gruesa o arcilla

Este dispositivo es muy sencillo de fabricar. Primero debes tener una gran botella de agua vacía, una bola de algodón o compresa, una goma elástica y un poco de sal o arcilla. Primero cortar la botella de 1,5 L por la mitad, después girar la parte superior boca abajo y nirla dentro de la parte inferior para hacer un cuello parecido al de una trampa para avispas.

A continuación, saque el tapón y coloque en su sitio una fina membrana de algodón o compresa fijada con una goma elástica. Coloque una cantidad suficiente de sal gruesa en el embudo. Este material se encargará de atraer a los vapores de agua de la habitación al embudo. En términos generales, necesitas unos 150 g de sal gruesa (o arcilla triturada) para un deshumidificador destinado a una habitación de 25 m◊. Para una mejor eficiencia del aparato, no olvide cambiar regularmente la sal o la arcilla, cada 3 o 4 días.

El deshumidificador casero con carbón

Este dispositivo es aún más fácil de realizar. Todo lo que necesita antes son unas cuantas piezas de carbón vegetal, incluso los restos de madera carbonizada de su chimenea, y un recipiente cuya tapa tenga varios agujeros. Sólo tendrás que colocar los trozos de carbón en la caja, después cerrar el recipiente e instalarlo en la habitación donde haya mucha humedad. El carbón absorberá el agua del aire de la habitación. Debe vaciar regularmente el recipiente y sustituir los trozos de carbón cada 10 días.

Otro truco es colocar la goma arábiga, extraída de determinados árboles del género acacia, en los sitios más húmedos de la casa. Este producto natural tiene una gran capacidad para regular la tasa de higrometría.

Acciones sencillas que reducen la humedad en la casa

También puede comprar aparatos comercializados en tiendas de bricolaje o de material para el hogar, como absorbedores de humedad de hielo de sílice, deshumidificadores de compresor y deshumidificadores de absorción. Sin embargo, cualquier dispositivo antihumedad que utilice tendrá muy poco efecto si su hogar está mal ventilado.

Por tanto, asegúrese de ventilar todas las habitaciones de su hogar durante al menos 10 minutos cada día. Compruebe también la estanqueidad de las ventanas para evitar problemas de condensación. También controlar y eliminar el agua estancada en macetas de interior. Por último, evite, al máximo, secar la ropa en una habitación poco ventilada.

Haz tu elección

Si desea adquirir un deshumidificador “preparado”, ofrecemos:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.