Hacer yoga en casa: la guía

El producto que ahorra

[amazon_link asins=’B01N67BRCF’ template=’ADN-Best’ store=’aibv-21′ marketplace=’FR’ link_id=’207976a8-3319-11e8-a3b6-4d991dff9675′]

¿Cómo hacer yoga en casa?

Establecer un objetivo claro

El yoga en casa no debe ser sólo un hobby. Establezca uno o más objetivos claros para su práctica. El yoga es una actividad cuyo objetivo principal es llevarte a una perfecta armonía de cuerpo y mente. También son posibles otros objetivos como controlar la respiración, aliviar el estrés y mejorar la flexibilidad.

Aprenda en Internet o con un instructor confirmado

Hacer yoga en casa parece sencillo, a priori. Sin embargo, esto requiere un conocimiento más o menos amplio de las posturas básicas y de los ejercicios de respiración o relajación. El primer paso para poder hacer yoga en casa es después aprender estas técnicas, ya sea participando en sesiones con monitores confirmados, o mirando los (muchos) vídeos disponibles en YouTube, Facebook o Dailymotion.

Planifica tus sesiones en casa

Las sesiones de yoga para intermedios y avanzados duran entre 60 y 90 minutos. No es necesario imponer esta duración. Lo importante es liberar tiempo suficiente para dominar las posturas que conforman una secuencia. Los beneficios del yoga son reales incluso si le dedicas sólo 15 minutos de tu tiempo cada día. Disfrutará mejor de sus sesiones en un lugar tranquilo, aislado del mundo exterior y cómodo.

La práctica y el progreso van de la mano

Elija las posturas o asanas más sencillas para ganar confianza durante su iniciación. Una sesión siempre debe empezar con un momento de meditación, seguido de unas cuantas asanas en el suelo como calentamiento. A continuación, continúa con posturas de inversión, inclinándose hacia delante y hacia atrás antes de llegar a las posturas finales.

La postura del cadáver o Shavasana es ideal para empezar y terminar cada una de sus sesiones de yoga en casa. A continuación, puede realizar la postura del niño para liberar mejor la presión de los brazos y la espalda. A continuación, realice la postura del Gato, antes de continuar con un Bhujangasana (postura de la Cobra), luego un Virabhadrasana I (postura del Guerrero I). Continúe con la postura del árbol o de la montaña (o ambas), antes de volver a la asana inicial, la postura del cadáver, para terminar la sesión.

Algunos consejos prácticos para realizar tus sesiones en casa

Si eres un principiante, no sientas que tienes que hacer las asanas correctamente, ya que se muestran en los vídeos de YouTube o en las clases de yoga. Recuerde que los instructores de yoga llevan años perfeccionando sus técnicas. Progresa a tu ritmo. Cuando te sientas cómodo, aumenta la duración de la postura o pasa a una versión más compleja. La clave es realizar cada secuencia teniendo en cuenta su objetivo. De hecho, es la única forma de avanzar en la práctica de yoga en casa y de conseguir el objetivo final de cada yogui: la perfecta armonía de cuerpo y mente.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.