Higuera: cultivo, plantación y enfermedades

¿Cómo mantener correctamente la higuera?

El cultivo de la higuera

La higuera hace miles de años. La particularidad de este árbol es que se planta en otoño, o en primavera. Necesitará una exposición constante en el sol. Hay que evitar el viento frío.

El tipo de suelo

Para florecer bien, la higuera se adapta a un suelo rico y drenado. Le gustan los suelos calcáreos y ácidos. Plantarlo requiere algunas recomendaciones. La plantación de maceta se hará durante los primeros cuatro años, después se tendrán que transferir las plantas al suelo del jardín. El sitio ideal estaría junto a una pared. Antes de trasplantarlos, tenemos la posibilidad de poner abono que se llenará de compost. Difundirá una fragancia muy dulce, similar a la de la miel.

Mantenimiento de la higuera

regando

Este árbol frutal necesitará un mantenimiento para que pueda multiplicar su producción de fruta. En primer lugar, el riego regular en los primeros cuatro años será muy apreciado por la planta, especialmente durante las épocas secas. Pero entonces no necesitará un riego específico cuando sus raíces estén muy desarrolladas. Dos veces por semana es suficiente.

Fertilizante e invernada

Para la fertilización, se realizará en primavera. Necesitará especialmente un suministro de fósforo y potasa. Además, durante los períodos invernales, recuerde poner paja y hojas muertas alrededor de la base de la planta.

Enfermedades que pueden afectar a la higuera

El mosaico de la higuera

Para un buen mantenimiento de la planta, debemos tener cuidado de que no enferme. El mosaico de la higuera es una de las enfermedades que le pueden afectar. Proviene de la contaminación de las herramientas de poda por un pequeño ácaro que transmite un virus. Las hojas presentan semillas minúsculas ampollas equivalentes a picaduras de insectos, acompañadas de manchas amarillas que se alternan con verdes, otras serán de color verde pálido. Dado que el tratamiento todavía no está disponible, la prevención sería innegable. Por tanto, deben respetarse las condiciones de plantación y cultivo para evitar la aparición de Aceria ficus y el virus.

La raíz se pudre

Cuando llega la primavera y la flor empieza a florecer, podemos ver el amarillento de las hojas sin motivo aparente. Llamada podredumbre de las raíces, la gravedad de este caso que afecta a las raíces puede dar lugar a frutos marrones que se secan y luego caen.

Difícil de combatir, esta enfermedad a menudo condena al árbol. La prevención es el mejor remedio que puede existir. Pero todavía podemos recurrir a los fungicidas si la afectación del árbol es sólo parcial.

plagas de insectos

La polilla de la higuera es un insecto que arrasa la plantación de la higuera. Es una mariposa marrón que pone huevos en las hojas. Y cuando nacen las orugas, se alimentan de las hojas. Para la prevención, basta con atraer a depredadores como el carbonero con la ayuda de cajas nido.

El gusano en los higos

Los frutos de las higueras también son víctimas de los gusanos de una mosca llamada Cerastitis capitata o mosca negra. Se alojan en el fruto y se desarrollan durante la edad adulta. Los signos observables serán los pequeños agujeros visibles en el exterior del fruto. La forma más rápida de limitar el daño causado es atacar a las moscas negras.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.