Saltar al contenido
aibv

Ideas para proteger su jardín cuando llegue el invierno

agosto 13, 2020

Los buenos tiempos están llegando a su fin pronto. Es hora de preparar su jardín para el invierno. ¿Cómo lo haces? Aquí hay algunos consejos para proteger su jardín cuando llega el mal tiempo.

Quitar las malas hierbas a mano

Deshierbar y quitar las hojas muertas y el musgo de su jardín permitirá que su césped respire más fácilmente. Esto ayudará a tu césped a soportar mejor el invierno. Sin embargo, estas actividades deben hacerse a mano. El uso de un rociador químico puede contaminar el suelo y el agua mientras se daña el césped y las plantas.

if

Para el deshierbe manual, recuerde retirar las plantas jóvenes antes de que tengan tiempo de invadir su jardín. También puede verter sal gruesa y vinagre en el suelo para evitar que crezcan malas hierbas.

Crear una manta natural

Las heladas invernales pueden destruir irreparablemente sus plantas. Para evitar esto, considere poner una cubierta orgánica. Lo mejor es colocar un mantillo de 10 cm de diámetro en la base de cada planta.

Esta última se descompone más o menos rápidamente, lo que asegurará una protección óptima de las plantas durante largos períodos de tiempo. Puedes usar un mantillo compuesto de corteza de pino o espinas, astillas de madera o turba.

Crea tu propio abono

Antes de que llegue el invierno, recuerda recoger las hojas muertas, las malas hierbas y todos los residuos orgánicos que tengas en casa. Esto te permitirá hacer tu propio abono que podrás usar una vez que vuelva el clima cálido. Nota pequeña: las cáscaras de frutas y verduras, las ortigas o incluso los posos de café y té son buenos fertilizantes.

if

Reciclar las cenizas de la chimenea

No guarde el exceso de cenizas en su chimenea. Y en lugar de tirarlas, puedes esparcirlas en tu jardín antes de que llegue el invierno. Con ellos, evitará que se formen heladas en su jardín porque evitan que el agua entre en contacto con el suelo helado.

Además, aumentan las propiedades absorbentes del suelo, lo que limita la formación de espuma. Sin embargo, tenga cuidado de no verter demasiadas cenizas en el jardín. Las grandes cantidades pueden ser perjudiciales para el medio ambiente.

Usar algas

Muy presentes en los salones de belleza, las algas también pueden ser utilizadas para vacunar sus plantas. Algunas de sus virtudes ayudan a preservar las plantas de varias enfermedades. Para crear tu propia vacuna casera, recoge algas en la playa y déjalas fermentar durante una semana.

Ponga la mezcla en un lugar apartado, ya que su olor es bastante desagradable. Después de una semana, todo lo que tienes que hacer es enterrar el producto a los pies de tus plantas.

Haga su propia mezcla de Burdeos

¿Usaste pesticidas durante el verano? Asegúrate de que no causen daño usando la mezcla de Burdeos. Esta mezcla de cal hidratada y sulfato de cobre anula los efectos negativos de los pesticidas.

if

Para crear su propia mezcla de Burdeos, mezcle 80 g de cal apagada y 150 g de sulfato de cobre con 5 l de agua. Al manipular los productos, asegúrese de cubrirse bien las manos y los ojos y no utilice un recipiente de hierro. La mezcla de Burdeos es un sustituto eficaz de los plaguicidas y es más barata al tiempo que preserva el medio ambiente.