La amapola: una planta fácil de sembrar

¿Cómo plantar amapola?

La amapola pertenece a la familia de las papaveráceas. Es una planta perenne que mide entre 30 y 40 cm de altura. La amapola y otras variedades de amapola se cultivan principalmente en los jardines salvajes. Sin embargo, nada te impide utilizarlo en tu espacio verde para darle un aspecto aún más natural gracias a sus grandes flores de colores vivos con 4 preciosos pétalos rojos. Son poco exigentes, pero crecen bastante mal en suelos húmedos y pesados. Para garantizar una hermosa floración, favorece un suelo rico o normal, así como un sitio soleado.

Sembrar la amapola: ¿cómo hacerlo?

Sembrar amapola perenne (alpina, islandesa, del Himalaya, galesa u oriental) es relativamente sencillo. Se realizará de febrero a marzo, bajo refugio. El trasplante en tierra se realizará en primavera.

  • Mezclar la tierra con tierra por maceta y arena.
  • Sembra las semillas de amapola sobre la marcha, después cubra con tierra.
  • Regar con lluvia fina después de la siembra, pero siempre mantenga el sustrato ligeramente húmedo.
  • Adelgazar las filas cada 10 cm en cuanto han aparecido las primeras hojas.
  • Trasplante las plantas a su ubicación definitiva a principios de otoño (la tierra siempre debe mezclarse con tierra para maceta).
  • Mantener una distancia de unos 20 cm entre las plantas.

Para la amapola anual (el papaver somniferum o la amapola), la siembra se hace directamente en el lugar entre los meses de abril y junio. Las plantas necesitarán un riego moderado pero regular. Es de esta planta de la que obtenemos la morfina utilizada en medicina, así como el opio.

Mantenimiento de amapola: ¿consejos?

La amapola florece entre los meses de abril y octubre, según la especie. Después de la floración, corte la amapola a unos centímetros del suelo. Esta operación promoverá la aparición de un follaje magnífico. La amapola, sin embargo, tiende a proliferar muy rápidamente. Por tanto, es necesario cortar las flores cuando se empiecen a formar las cápsulas de semillas.

Aparte de esto, esta planta no requiere ningún cuidado específico durante todo el año. También es muy resistente a enfermedades y otras plagas.

La amapola: una fuente de beneficios

La amapola es apreciada por sus semillas con sabor a nuez. Se utiliza principalmente para aromatizar todo tipo de recetas o en horno. Los brotes jóvenes que todavía no tienen brotes pueden utilizarse para la preparación de ensaladas. Además de ser una fuente importante de vitamina B1, la amapola también tiene propiedades calmantes y analgésicas.

Sin embargo, la mayoría de variedades de amapolas son venenosas porque contienen alcaloides. Las semillas de amapola negra se utilizan, por ejemplo, en la composición del aceite de amapola, que se utiliza en la pintura al óleo.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.