Las propiedades anticelulíticas de la centella asiática

¿Cómo actúa la centella asiática contra la celulitis?

La eficacia de la centella asiática contra la celulitis

La hierba conocida como Gotu Kola tiene una calidad formadora de colágeno y un alto contenido de flavonoides glucurónicos. Esto precisamente le permite aportar beneficios en la piel de un individuo. Por tanto, la centella asiática tiene el poder de luchar contra un gran número de trastornos dermatológicos, es decir, los grandes, las arrugas y, en particular, la celulitis.

Tienes que saber que la celulitis suele presentarse como una composición de líquidos, nódulos de grasa y toxinas en la parte inferior de la piel. La constitución de las fibras de la piel puede ser controlada por centella asiática. Así, logra eliminar la acumulación de toxinas y líquidos. Esto explica que la acción de esta planta específica no sea sólo en la superficie, sino también en la profundidad.

Por otra parte, la centella asiática puede controlar toda la circulación sanguínea. Este tratamiento atrae a la celulitis que aparece en los brazos, nalgas y piernas en el torrente sanguíneo. Posteriormente, se eliminará de una forma muy natural.

Descubre nuestros artículos  Una máscara "japonesa" para rejuvenecer la cara

Además, la planta también ayuda a curar heridas, llagas, quemaduras y varios problemas de la piel. También es capaz de actuar sobre las uñas y sobre el cabello. Por no hablar de la mejora de la circulación linfática, la eliminación del exceso de líquidos, la reducción de la ansiedad y el estrés, la prevención de la aparición de hemorroides y varices,…

Este tratamiento también favorece la potencia sexual, restaura la energía y ayuda a mejorar la función cerebral. Por lo general, la centella asiática es una forma muy práctica y rentable, no sólo para superar la celulitis, sino también para tratar muchos otros trastornos de la piel.

¿Cómo aplicar este tratamiento?

Con el fin de aprovechar las innumerables propiedades de la centella asiática, se puede elegir entre distintas técnicas. Comience practicando una aplicación cutánea. Es posible encontrar aceites de esta planta que pueden utilizarse para completar el cuidado. También puede utilizarse en forma de cremas.

Al utilizar estos productos, será necesario aplicarlos regularmente, como máximo dos veces. Al mismo tiempo, es una buena idea realizar pequeños masajes circulares en las partes afectadas.*

Además, también puede prepararse una infusión. Esta técnica es la forma más dulce de consumir centella asiática. De hecho, basta con beber la decocción para beneficiarse de sus poderes de tratamiento. Por último, se puede recurrir a la preparación en tintura o extracto. Además, la solución debe estar más concentrada.

Además, también es posible encontrarlo en píldoras y líquidos. En estos casos, se recomienda seguir estrictamente la dosis indicada.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.