Los remedios para la tos de nuestra abuela

La tos es un síntoma molesto. Nos mantiene despiertos por la noche y nos cansa durante el día. Por calmar la tos, a menudo nos atraen los medicamentos sin receta que se ofrecen en las farmacias. Últimamente sus drogas han despertado la ira de las asociaciones de consumidores que señalan su ineficacia. Para tratar correctamente una tos, es necesario conocer su origen. Por eso ofrecemos remedios naturales efectivos según el tipo de tos. Si los síntomas persisten, está claro que le recomendamos que consulte a su médico.

Tos seca calmada con tomillo

La tos seca se debe a la irritación de las mucosas de la garganta o de los bronquios. Ésta es una de las razones por las que te duele cuando intentas hablar. El tomillo ayudará a calmar la inflamación de la garganta y reducirá los ataques de tos.

El té de hierbas de tomillo es muy fácil de preparar. Sólo hay que poner media cucharadita de tomillo (o 4 hojas de tomillo secas) en una taza grande de agua hirviendo durante 15 minutos. A continuación, puede colar la decocción y añadir miel para maximizar los efectos curativos. Esta preparación puede disfrutarse de 3 a 4 veces al día.

Tratar la tos húmeda con hierbas

La tos húmeda proviene de la presencia de secreciones en las vías respiratorias. Es importante conocer la causa (contaminación, bacterias, etc.). Para liberar a los bronquios, sientes la necesidad de toser la mucosidad acumulada. Hay muchas plantas en la naturaleza con propiedades expectorantes que pueden ayudarte. El caldo blanco, el hinojo, la malva, el gallo blanco o la hiedra trepadora se encuentran entre ellos.

Te damos la receta para preparar un té de hierbas expectorante natural y eficaz. Mezcla 10 g de hojas de hiedra, 15 g de caldo blanco, 10 g de tomillo, 15 g de hojas de malva, 10 g de raíces de malvavisco, 10 g de raíces de regaliz. A continuación, vierta una cucharadita de la mezcla en una taza de agua hirviendo y deje infusionar durante 10 minutos. Puede beber esta infusión varias veces al día.

Prevenir y aliviar la tos nocturna

La tos nocturna tiene diversas causas que van desde el tabaquismo hasta el reflujo gástrico. Es muy molesto porque impide el descanso y puede causar fatiga durante el día. Tu mejor aliado, si padeces tos nocturna, es la miel. Además de ser delicioso y nutritivo, tiene propiedades antisépticas y sus azúcares calman las irritaciones.

Para prevenir la tos nocturna, puede tragar una cucharada de miel antes de acostarse. Si no eres un gran fan del gusto de este néctar, puede diluirlo en una tisana o un cuenco de leche tibia. Esto le ayudará a dormir mejor de manera natural.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.