Mi perro está perdiendo el cabello: ¿qué debo hacer?

¿Qué hacer para luchar contra la caída del cabello en un perro?

La caída del cabello puede tener diferentes causas, que deben identificarse para reaccionar con mayor eficacia.

¿Por qué los perros pierden el cabello?

La muda a los perros, ¿cuándo? ¿Cómo? ‘O’ ¿Qué?

La caída del cabello no es necesariamente grave en los perros, porque la mayoría de las veces corresponde a un ciclo natural. Es posible que hayas notado que tu perro tiene tendencia a caer el cabello, sobre todo en primavera y otoño. Este vertido estacional se llama muda.

Durante esta fase, el sistema hormonal del perro se rige por factores externos, como la temperatura. Entonces, el pelaje del animal se adaptará a la estación. Así será más grueso durante el invierno y ligero en los días bonitos. Es imprescindible cepillar al perro algo más de lo habitual para deshacerse del pelo muerto.

No todos los perros mudan en invierno y verano

Sin embargo, la muda no afecta a todas las razas de perros. Los caniches, por ejemplo, escapan de este fenómeno estacional. Otros, en cambio, se enfrentan a «falsas mudas», es decir, que pierden el cabello de forma permanente.

Son molestos tanto para los propietarios de perros como para las mascotas. Sin embargo, existen varias soluciones para limitar la falsa muda en perros.

Consejos para limitar la falsa muda durante todo el año

Aquí hay algunas soluciones para limitar la pérdida de cabello de su perro:

  • Cepillarse el pelo con regularidad, con un cepillo adecuado, como el Furminator. Sin embargo, evite cepillarse demasiado fuerte para no irritar la piel de su perro. El cepillado elimina el pelo muerto de manera eficaz, pero también ayuda a mantener el pelaje de su mascota sano.
  • Evite darle el baño con demasiada frecuencia con el riesgo de secarle el pelo. Esto aumentará la pérdida de cabello. En este caso, utilice champús adecuados para la raza canina. Nunca utilice su propio champú o champú para bebés para lavar el cabello de su perro. Simplemente no son adecuados y pueden causarle daños a su abrigo.
  • Elija una dieta de calidad para su perro. Debe ser rico en vitaminas, pero también en ácidos grasos para reducir la caída del cabello. Una buena alimentación también ayuda a mejorar la calidad de su cabello. Para ello, puede utilizar complementos alimenticios especialmente diseñados para perros. Pide consejo a tu veterinario sobre las necesidades nutricionales de tu mascota.
  • Si la caída del cabello es causada por el estrés, tanto agudo como crónico, deberá llamar a un conductista canino para ayudar a su perro a mejorar. El estrés puede animar a este último a chuparse demasiado a menudo, lo que sin duda inducirá una pérdida de cabello más sustancial. Puede considerarse el uso de un difusor de feromonas para reducir el estrés de tu mascota, gracias a sus propiedades calmantes.

¿Qué es la alopecia areata del perro? ¿Cómo tratar esta enfermedad?

La alopecia areata normalmente se refiere a una enfermedad autoinmune rara en perros llamadaAlopecia areata. Pero, por un mal uso del lenguaje, la alopecia areata a menudo se conoce como cualquier pérdida de cabello anormal llamada alopecia por los veterinarios.

Manchas de piel sin pelo

Esta pérdida de cabello deja el pelaje del perro en el desnudo. Puede ser parcial –pelaje escaso– o total –algunas zonas están completamente desprovistas de pelo–.

Causas muy diversas, desde rasguños intempestivos hasta infecciones

Varios mecanismos pueden estar en el origen de la alopecia. Estos incluyen el rascado intenso, la inflamación superficial del cabello (foliculitis), la interrupción del ciclo del cabello o una anormalidad del folículo piloso.

Una gran variedad de tratamientos para esta caída del cabello

En cualquier caso, si tu perro pierde el pelo de forma anormal, consulta a tu veterinario. Después de un examen clínico de tu perro y otros exámenes adicionales, podrá realizar un diagnóstico y establecer un tratamiento adecuado: antibióticos en caso de infección bacteriana, un antiparasitario en caso de infestación por parásitos, un acaricida en caso de infección por ácaros, terapia hormonal sustitutiva en caso de hipotiroidismo, dieta de eliminación en caso de alergia alimentaria…

Sólo con mencionar esta lista de posibles tratamientos, ha entendido la necesidad de consultar al veterinario!

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *