Miel para calmar los nervios

¿Cómo calmar los nervios de forma natural con la miel?

La miel se utiliza en muchas terapias por sus propiedades fortificantes, diuréticas, antibacterianas y laxantes. Esta sustancia desarrollada por las abejas con el néctar de las flores combatiría especialmente las infecciones, estimularía el apetito, reforzaría el sistema inmunitario o incluso regularía el tránsito intestinal.

También es un excelente agente calmante para los nervios.

Miel: un agente calmante natural para los nervios

Además de estas muchas virtudes terapéuticas, también puede consumirse miel para luchar contra el cansancio físico y mental. También se recomienda para personas que padecen trastornos nerviosos. La miel es rica en glucosa, un azúcar sencillo esencial para el funcionamiento de las neuronas.

Este último pasa rápidamente en la sangre y es absorbido fácilmente por el cuerpo. Da un impulso de energía y permite que las personas cansadas recuperen la vitalidad. La glucosa también estabiliza los niveles de azúcar en sangre.

La miel contiene grandes cantidades de enzimas, fenoles, flavonoides, carotenoides y antioxidantes. Por tanto, se recomienda un tratamiento a base de miel para personas con problemas cardíacos o propensas a la rigidez y la debilidad muscular. Los deportistas también pueden aprovechar todos los beneficios de la miel.

Quienes se enfrentan a trastornos del sueño también pueden confiar en las propiedades calmantes de la miel. Facilita la absorción del triptófano, y después ejercerá en éste último un efecto sedante que favorece el sueño.

Los beneficios de la miel no se detienen aquí. También actúa como sedante y expectorante para la tos. Se puede utilizar para aliviar el dolor de garganta o para calmar los síntomas de la sinusitis.

¿Cómo beneficiarse de las virtudes calmantes de la miel?

Puede aprovechar las propiedades calmantes de la miel de varias maneras:

  • Se puede mezclar con zumo de limón para bajar la fiebre, calmar la tos y calmar la garganta irritada.
  • Hay que consumir una cucharadita con el estómago vacío por la mañana para aliviar una úlcera de estómago.
  • La miel también ayuda a prevenir el estreñimiento mejorando el funcionamiento del sistema digestivo.
  • Además de sus propiedades calmantes, la miel puede utilizarse como complemento en el tratamiento del cáncer o determinadas enfermedades neurodegenerativas, gracias a su alto contenido en antioxidantes.
  • La miel se puede utilizar a diario para curar heridas gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.