Niños: una habitación para bebés en evolución, ¿cómo hacerlo?

¿Por qué una sala evolutiva?

Amueblar la habitación de nuestro querubin nunca es fácil. Como crece demasiado rápido, su cuna ya no tendrá su tamaño, así que tendrás que reordenar cada vez los muebles y decoraciones de su habitación para adaptarlos a su edad y tamaño. A medida que el bebé crezca, tendrá sus propios gustos. Fondo de pantalla, juguetes, sábanas, camas… tendrás que cambiarlo todo.

Hoy en día, es muy posible crear un dormitorio en evolución que se adapte perfectamente al crecimiento de tu hijo. No hace falta rehacerlo todo, con varios gestos, la habitación del bebé se convertirá en una habitación infantil. Por eso, ofrecemos algunos consejos prácticos para ayudarte a conseguir el tuyo. Sigue al líder.

El color de la habitación

Desde el punto de vista psicológico, el color de las moras juega un importante papel en el crecimiento del bebé. Lo calma, lo distrae y le despierta la imaginación. Dado que su habitación es su propio universo, es importante organizarlo correctamente para que pueda liberarse y sentirse a gusto.

Para una habitación en evolución, no recomendamos fondos de pantalla con estampados infantiles, ya que habrá que sacarlo todo y rehacerlo todo cuando el bebé sea mayor. En cambio, opte por papeles de colores neutros adecuados para todas las edades. También tienes la opción de pintar las paredes directamente si no eres un gran fan de los fondos de pantalla.

En cuanto al color, puedes elegir colores mezclados como el amarillo o marrón claro si tienes hijos de diferentes sexos que comparten la misma habitación.

La elección de la cama

Para crear una habitación en evolución, apuesta sobre todo por una cama desmontable. Hay cunas que puedes convertir en cama para niños cuando tu hijo empiece a dominar completamente sus habilidades motrices. ¡Sólo hay que desmontar las barras y punto! Esto es.

Si el dormitorio está muy espaciado, puede poner una cama grande al lado. Si no, espere hasta que la cama no tenga el tamaño de su hijo y, a continuación, sustituya. Para los niños que comparten la misma habitación, elija una cama extensible.

Muebles favoritos

¿Tocador o armario? Puedes optar por ambos también en función del espacio de la habitación. Si tienes un cambiador viejo, tienes la opción de guardarlo y servirlo como cajonera. Para otros muebles, como cajas de juguetes y cajas de almacenamiento, personalízalos y adaptándolos a los gustos de tu hijo.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *