Saltar al contenido
aibv

Prevenir la deshidratación

diciembre 31, 2020

El agua representa alrededor del 60% del peso corporal. Está involucrado en las reacciones químicas y metabólicas básicas del cuerpo humano. La falta de agua, o la deshidratación, tiene graves consecuencias para la salud.

¿Qué es la deshidratación?

La deshidratación afecta a un gran número de personas en todo el mundo. Afecta principalmente a los jóvenes y a los ancianos. En términos sencillos, la deshidratación puede describirse como un desequilibrio entre la ingesta y la pérdida de agua.

if

Durante la deshidratación, la cantidad de agua en el cuerpo disminuye considerablemente, al igual que los electrolitos (especialmente el potasio y el sodio). Estas sales minerales se eliminan en la orina, el sudor o las heces.

¿Qué causa la deshidratación?

La primera causa de deshidratación es la insuficiente ingesta diaria de agua. Un adulto sano debe beber de 2 a 3 litros de agua al día, el equivalente a 8 vasos de agua. Sin embargo, ciertas enfermedades también pueden ser la causa, como por ejemplo la gastroenteritis.

Los vómitos y la diarrea causan una rápida disminución de la cantidad de agua y sales minerales en el cuerpo. La enfermedad de Addison o el uso excesivo de diuréticos también pueden causar este trastorno fisiológico.

¿Cuáles son los síntomas?

El primer signo de deshidratación es sentir sed. Esta es una señal enviada por el cuerpo de que está deshidratado. Así que no tienes que esperar hasta que tengas sed para rehidratarte. La disminución de la cantidad de orina y la orina de color oscuro (amarillo o incluso ámbar) también debería ser un signo de advertencia de deshidratación.

if

La piel también sufre este desequilibrio. Se vuelve seco y áspero al tacto. Aparecen manchas oscuras en los codos y las rodillas. En los bebés, se manifiesta por una somnolencia excesiva, la boca seca y la falta de lágrimas cuando el bebé llora.

Complicaciones de la deshidratación

En los casos de deshidratación grave, la circulación de la sangre disminuye y la presión arterial baja a un nivel crítico. Si esta deshidratación no se rectifica a tiempo, el paciente puede incluso perder la conciencia y caer en coma. A continuación, se producen graves daños en varios órganos internos como los riñones, el hígado y el cerebro.

Prevención y tratamiento de la deshidratación

El primer reflejo que se adopta es el de beber una cantidad suficiente de agua o sustitutos líquidos como medida preventiva. Del mismo modo, la adopción de normas de higiene a diario evitará las enfermedades que causan la deshidratación.

En cuanto a los tratamientos, los solutos de rehidratación ayudan a compensar las pérdidas de sales minerales. Al mismo tiempo, será necesario tratar las causas subyacentes de la deshidratación, como la diarrea.

if

En resumen, la deshidratación es un problema que no se debe tomar a la ligera, aunque la solución para solucionarlo sea tan simple como beber agua.