Puerta: instale su propia bisagra en varios pasos

¿Cómo instalar tu propia bisagra invisible tú mismo?

El bisagras se dice que son invisibles, porque ya no son visibles una vez cerradas las puertas. También debe saber que hay 3 tipos de bisagras, incluida la bisagra de cobertura total, la bisagra de media cobertura y la bisagra de reentrada. Su instalación difiere ligeramente de un modelo a otro.

Simulación de la posición de la bisagra

Cuando compras una bisagra en la tienda, es posible tener una plantilla aunque en algunos casos no existe. La plantilla permite simular la posición de la bisagra en la puerta en cuestión para facilitar la instalación de la versión final. Consiste en definir de manera extremadamente precisa los puntos donde se colocarán las bisagras.

Cuando no hay plantilla, puede realizar una simulación en los dos extremos de los tableros para familiarizarse con las manipulaciones necesarias.

Instalación de las bisagras

Una bisagra oculta permite una abertura de la puerta de 90° y no más allá, por lo que se aconseja escoger otros tipos de bisagras si se quiere tener una abertura de 180°.

Su instalación requiere un mínimo de atención, sobre todo a la hora de perforar la caja para insertar el soporte de la bisagra. La precisión de su inserción depende del diámetro de la avellana. El agujero no debe ser demasiado profundo con riesgo de perforar la puerta, así que no dude en practicar con una pieza de madera para ello.

Para su ubicación puedes elegir entre colocarlos en la parte superior e inferior de la puerta que es la forma clásica o añadir otro en medio para aliviar el trabajo de los otros dos.
Una vez haya hecho el círculo para la inserción de la bisagra, puede insertarlo directamente allí. El agujero debe ser algo más pequeño aproximadamente un milímetro que la bisagra para evitar juegos de movimiento.

Tome un nivel para que la otra parte de la bisagra quede exactamente perpendicular a la puerta, evitando así el más mínimo giro de esta última cada vez que la abra y cierre.

Detalles a conocer

Debe haber un desplazamiento milimétrico entre la puerta y el soporte para permitir un manejo fácil y sencillo de la puerta al abrirla y cerrarla.

Es importante falcar la puerta de encofrado a la altura deseada para no equivocarse en la fijación. Si no dispone de un sistema de cuña, puede pedir a alguien que le sujete la puerta mientras coloca los tornillos de fijación.

No pinte nunca las bisagras, ya que esto afecta a su buen funcionamiento.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *