Saltar al contenido
aibv

Remedios caseros para aliviar la rigidez del cuello

agosto 10, 2020

Tan vergonzoso como doloroso, el dolor de cuello puede afectarnos a menudo. Los pequeños trucos de la abuela son esenciales para ayudarnos a aliviarlos y tratarlos. Aquí están nuestras sugerencias.

El producto que te salva de inmediato

Soporte ajustable para el cuello, suave, esponja para el cuello, cuello rígido, cuello cervical, correa para el cuello, alivio del dolor, protección para el cuello, corrector de postura para el cuidado de la salud.

de OBER

Fuera de stock

Comprar en Amazon

¿Cómo se puede tratar el dolor de cuello de forma natural?

El dolor de cuello, ¿por qué nos afecta?

Cuando el dolor se produce en el cuello, no nos avisa cuando aparece. Cuando notamos que nuestro dolor comienza a extenderse a nuestro cuello, es esencial tratarlo para reducir el dolor. La rigidez del cuello puede ocurrir por una variedad de razones.

if

La tensión, el estrés, la mala postura son algunas de las causas. Pero considerando todas las cosas, cuando nos afectan, pueden tardar mucho tiempo en desaparecer. Por eso podemos usar trucos naturales para tratarlos.

Cáscara de naranja

Cuando el dolor comienza a extenderse al cuello, es esencial tratarlo rápidamente. Las contracciones musculares son las que causan el dolor. Para ello, necesitamos hervir las cáscaras de naranja y hacer té con ellas.

Una vez que el té esté caliente, y a temperatura ambiente, empaparemos las compresas y las aplicaremos en la zona dolorida. De hecho, podemos repetir este proceso dos o tres veces al día.

Cubos de hielo

El frío es un excelente remedio para el dolor de cuello. En este sentido, necesitaremos algunos cubos de hielo triturados. Y lo envolveremos en un paño para hacer una compresa. Finalmente, lo aplicaremos al cuello por sus beneficios.

if

Si podemos soportar las duchas frías, es preferible correr agua fría sobre la parte de la nuca. Si la lesión está presente, el frío acabará con la rigidez del cuello.

Tomar una ducha caliente

Al igual que el frío, el calor alivia el dolor de cuello. Tomar una buena ducha caliente y dejar correr una buena cantidad de agua por el cuello ayudará a aliviar el dolor.
También podemos empapar una toalla en agua caliente y aplicarla en el cuello.

El masaje

El masaje es una de las mejores maneras de calmar el dolor. Podemos hacer una cita con un masajista profesional, o simplemente pedirle a alguien cercano que lo haga por usted. Para intensificar el tratamiento, podemos optar por los aceites esenciales.

Como el aceite de oliva y el de almendra son conocidos por sus virtudes, sólo tenemos que aplicar uno de estos aceites después de calentarlo. Este calor nos permitirá relajarnos.

Estiramientos y estiramientos

En general, el ejercicio físico mantiene nuestros cuerpos saludables. También ayudan a tratar el dolor. Por eso necesitamos estirar y relajar nuestros cuellos.

if

Así que podemos rotar, extender y doblar. Pasar unos 20 minutos de nuestro tiempo permitirá que nuestro cuello recupere su aspecto original.

error: Content is protected !!