Remedios caseros para las amígdalas hinchadas

Amígdalas inflamadas, a menudo un signo de dolor de garganta

Cuando las amígdalas son atacadas por microorganismos, pueden inflamarse y segregar pus. La amigdalitis afecta sobre todo a los niños. Puede causar muchas molestias, tales como fiebre, problemas para tragar, dolor de garganta, dificultad para respirar, migrañas, glándulas inflamadas y muchos más.

¿Cómo curar la amigdalitis, el dolor de garganta, al tragar o no?

Para tratar elamigdalitis y reducir los síntomas, puedes optar por los siguientes remedios naturales como complemento a los tratamientos ya prescritos por tu médico. Son sencillos de preparar y utilizar ingredientes con propiedades terapéuticas inigualables. Puede utilizarlo sin miedo para desinflamar las amígdalas.

Cómo curar la angina de pecho con miel, limón y tomillo

Hervir una cucharada de tomillo seco en 250 ml de agua durante 5 minutos. A continuación, deje reposar 5 minutos más antes de colar. Agregar el zumo de medio limón y una cucharada de miel. Es aconsejable beber esta infusión una vez tibia.

Cómo detener un dolor de garganta con vino blanco, romero y miel

Apuesta por este remedio casero por combatir los virus que atacan tus amígdalas. Comience calentando 100 ml de vino blanco mezclados con 3 cucharadas de romero seco. Cuando la mezcla empiece a hervir, retirar del fuego. Deje reposar unos minutos con la tapa cerrada. Filtrar y mezclar con un poco de miel. Debería utilizar esta receta para hacer gárgaras, al menos tres veces al día.

bicarbonato de sodio y limón

Este truco elimina las placas de pus presentes en las amígdalas, que generalmente causan cierto dolor. Además de ser efectivo, este remedio es también muy sencillo de preparar. Mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con el zumo de un limón. Utilice el producto obtenido para hacer gárgaras, al menos 3 veces al día.

Un gargarismo con agua, limón y sal

Esta receta destaca las propiedades antisépticas del limón. Este último, en particular, eliminará eficazmente el pus que infecta la garganta durante la amigdalitis. Mezcla un cuarto de taza de agua tibia, el zumo de un limón y una cucharada de sal. Haga gárgaras con esta preparación para desinflamar las amígdalas.

Di adiós al dolor de las glándulas hinchadas gracias a los higos y la miel

Cortar 3 higos pelados en trozos. Calentarlos en una cazuela con un poco de agua. A continuación, añadir 2 cucharadas de miel, y remover bien con la ayuda de una cuchara de madera hasta obtener una mezcla homogénea. A continuación, verter en un frasco de cristal hermético.

Se conserva 2 semanas en la nevera. Beba este jarabe 3 veces al día: una vez por la mañana con el estómago vacío, una vez en medio del día y otra vez por la noche antes de acostarse. Es un remedio eficaz para el dolor de garganta en general y para la amigdalitis.

Albahaca, un aliado muy eficaz

Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias y antivirales y también puede ayudar a reducir el dolor y la hinchazón, así como acelerar el proceso de curación.

Tome una taza de agua y pon una docena de hojas de albahaca. Hervir unos diez minutos, filtrar y añadir zumo de limón y una cucharadita de miel. Beba este remedio natural 3 veces al día durante 3 días.

La canela también puede ser útil

Para tratar la amigdalitis de manera eficaz y natural, utilice canela que tiene propiedades antimicrobianas. Inhibe el crecimiento de bacterias en las amígdalas a la vez que reduce el dolor, la hinchazón y la inflamación.

Pon una cucharadita de canela en polvo en un vaso de agua caliente y dos cucharaditas de miel pura. Beba esta preparación caliente de 2 a 3 veces al día durante una semana.

¿Un último para la carretera? Fenogriego

Con sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, el fenogriego puede eliminar las bacterias responsables de la amigdalitis. Añada 2 cucharadas de semillas de fenogreco en 3 vasos de agua, deje cocer a fuego lento durante unos treinta minutos y filtre. Después, haga gárgaras con esta preparación durante 30 segundos, pero sin tragarlo. Repita el tratamiento hasta que desaparezcan los síntomas de la amigdalitis.

Angina, faringitis, laringitis, muchos tratamientos naturales caseros para calmar los síntomas

Como hemos visto, hay muchas soluciones naturales y sencillas a poner en marcha para evitar tener dolor de garganta. Esto no garantiza necesariamente una rápida recuperación de la enfermedad, ya veces no impedirá acudir al médico, pero al menos ya no sufrirá, o de forma mucho menos intensa, la garganta.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.