Remedios naturales para el reflujo gástrico

El reflujo gástrico es el resultado de la presencia excesiva de acidez en el estómago. Esto puede ser causado por la ingestión de alimentos irritantes como las especias, pero muy a menudo el origen del problema está relacionado con un exceso de estrés o un estilo de vida poco saludable. Éste es un problema bastante común en estos días y los hay soluciones naturales para curar estos reflujos gástricos incómodo y doloroso.

Bicarbonato de sodio para limitar la acidez en el estómago

El bicarbonato de sodio tiene un efecto calmante inmediato sobre la acidez que se ha vuelto insoportable. Sin embargo, se aconseja no utilizarlo con demasiada frecuencia con riesgo de irritar las mucosas. Media cucharadita de bicarbonato de sodio diluido en un vaso de agua que bebe de inmediato suele ser suficiente para calmar rápidamente el fuego que se siente en el esófago.

Té de jengibre para mejorar la digestión

Los estudios científicos han demostrado la eficacia de la raíz de jengibre en el tratamiento de problemas gástricos y en particular del ardor de estómago causado por la bacteria Helicobacter pylori. El jengibre actúa como protector de las paredes del tubo digestivo facilitando una digestión indolora. Para ello, suele consumir una tisana digestiva después de cada comida añadiendo tres rebanadas de jengibre fresco. Rápidamente notará una reducción de los molestos síntomas relacionados con el exceso de acidez en el estómago.

Zumo de aloe vera para la inflamación del estómago

Antiinflamatorio por excelencia, el zumo de aloe vera consumido después de cada comida actuará directamente en el origen del reflujo, es decir, en el estómago. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta bebida también tiene propiedades laxantes, por lo que debe cuidarse de no abusar.

Las cosas adecuadas para combatir el reflujo gástrico

Si padece reflujo gástrico crónico, se recomienda seguir unas cuantas normas diarias de higiene alimentaria que te permitirán reducir significativamente las molestias provocadas por la acidez. Por ejemplo, es preferible consumir 5 comidas ligeras espaciadas durante el día en vez de tres grandes cantidades de alimentos.

Por otra parte, se recomienda beber regularmente un vaso grande de agua, sobre todo 10 minutos antes de comer, esto activa suavemente el estómago. Por otro lado, evite consumir líquidos mientras come, más bien espere hasta el final de la comida. Por último, si le despiertan dolores de estómago, asegúrese de espaciar la cena y la hora de acostarse con al menos dos horas de diferencia, ya que la posición estirada no favorece el proceso de digestión.

Encuentra productos antirreflujo

Hemos seleccionado los productos que te ayudarán a mejorar tu digestión:

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.