Remedios para limpiar el hígado y la vesícula biliar

¿Cuáles son los trucos naturales para limpiar el hígado y la vesícula biliar?

Limpieza del hígado y la vesícula biliar con limón

Sobre la vesícula biliar y el hígado, limpiarlos puede eliminar toxinas del hígado y liberar secreciones biliares, e incluso prevenir los cálculos biliares. Para ello las soluciones naturales son las más adecuadas, también pueden ayudarnos a prevenir diversos problemas de salud.

Para mantener el hígado y la vesícula biliar en perfecto estado de salud, lo mejor es realizar tratamientos naturales. Así, para el primer tratamiento, se puede optar por el limón. Es imprescindible consumir una cucharada de zumo de limón. Esto se realizará con el estómago vacío durante un mes. Ayudará a la vesícula biliar a eliminar todos los residuos. Así pues, 15 minutos antes del desayuno, no se debe perder este paso.

Al practicar este tratamiento, hay que tener en cuenta que pueden producirse efectos indeseables, tales como diarrea, heces abundantes, gases, cansancio o falta de apetito. Estos síntomas experimentados durante una desintoxicación son los mismos para ese tratamiento.

No te preocupes, es normal, porque el tratamiento tiene como objetivo eliminar toxinas y residuos de nuestro hígado. Pero para calmarlos, debería beber de 2 a 4 vasos de agua añadidos al limón todos los días.

Tratamiento con un potente batido

La manzana combinada con el diente de león permite una limpieza del hígado y la vesícula biliar. Cierto que el diente de león es una planta medicinal que tiene un efecto curativo en estos órganos.

Aparte de esto, este batido tiene como objetivo proteger al hígado, también ayuda a tratar nuestro cuerpo contra la retención de agua. Para obtener sus beneficios, basta con mezclar un puñado de hojas frescas de diente de león y añadir 4 manzanas y dos dientes de ajo, a continuación un trozo de jengibre y una rodaja pequeña de cebolla.

Rave negro para limpiar el hígado

Los rábanos negros son reconocidos por sus beneficios para la salud, especialmente para personas con trastornos digestivos o hepáticos. Para la limpieza del hígado, se aconseja beber zumo de rábano negro. De hecho, su consumo estimula la acción de la bilis.

Entonces ayuda a la bilis a deshacerse de los productos de desecho contenidos en la sangre. Por otra parte, está contraindicado en caso de obstrucción de las vías biliares.

La alcachofa

Las investigaciones han llegado a la conclusión de que la alcachofa permite una buena digestión y estimula la secreción biliar gracias a una sustancia llamada cinarina.

Este componente permite que el hígado haga mejor su trabajo, sobre todo cuando es difícil.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.