Renovar cepillos endurecidos, puntas

¿Cómo revivir un cepillo endurecido?

¿Las cerdas de tu cepillo se han endurecido, cuando realmente lo necesitas? No es necesario correr en una tienda de bricolaje para comprar una nueva. Sólo tiene que utilizar uno de los siguientes consejos para restaurar su pincel.

¡Ya verás, estará como nuevo! Si es necesario, no dude en repetir la operación varias veces para obtener un mejor resultado. Lo mejor todavía es limpiar los pinceles después de cada uso y envolverlos con una película de plástico para evitar que las cerdas se endurezcan.

vinagre blanco

Siempre es útil tener un suministro de vinagre blanco a tus herramientas de bricolaje, para que no toques el de la cocina. Este producto tiene muchos usos. Por este tiempo, te permitirá limpiar y restaurar un pincel con cerdas secas y endurecidas, para poder reutilizarlo para tus trabajos de pintura.

Caliente un vaso de vinagre blanco en una cazuela. No espere hasta que el líquido haya hervido para retirarlo del fuego. A continuación, sumerja el pincel en esta solución durante unos 5 minutos. Retire los residuos de pintura enjuagando el pincel con agua y jabón una vez las cerdas se hayan suavizado. El resultado? Un cepillo nuevo con cerdas más suaves.

Gracias a este truco, ya no será necesario tirar los pinceles cuando estén secos. Esto le ahorrará algunos ahorros interesantes. Además, el vinagre blanco también puede utilizarse para mantener la casa, ya sea para limpiar electrodomésticos, grifos, lavabos, etc.

jabón negro

¿Quieres evitar la compra constante de pinceles nuevos para tus trabajos de pintura? Tome sus pinceles viejos y colóquelos en remojo durante varios días seguidos en un recipiente de jabón negro líquido. Una vez las cerdas se hayan suavizado, utilice agua y jabón para enjuagarlas.

zumo de limón

El zumo de limón también se puede utilizar para mantener los pinceles. Puede utilizarlo para hacerlos más suaves cuando las cerdas se hayan endurecido.

Hervir el zumo de limón en una cazuela. A continuación, sumerja el pincel en la solución, después de retirarlo del fuego, durante unos quince minutos. Cuando las cerdas estén blandas, enjuague el pincel con agua y jabón para extraer los residuos de pintura. Una vez el pincel esté seco, puede empezar a utilizarlo de nuevo.

Para evitar tener que limpiarlo mientras no haya terminado de pintar, envuélvelo en una bolsa de congelador o en papel de aluminio. Al día siguiente puede volver al trabajo, la pintura del pincel todavía estará fresca.

El disolvente

Si el disolvente es útil para estas mujeres para quitarse el esmalte de uñas, los bricolantes también pueden utilizarlo para recuperar sus pinceles. Lo único que deben hacer es remojarlos en disolvente y enjuagarlos cuando el pelo vuelva a ser suave.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *