Reseñas de 6 marcas de bancos de trabajo plegables

¿Cómo elegir un banco de trabajo plegable?

Considere la superficie de trabajo

La calidad de la superficie de trabajo sigue siendo el primer criterio para elegir un banco de trabajo plegable. Algunos modelos, como Black & Decker, permiten un giro de 90° que permite que la superficie actúe como una prensa vertical. Bosch, Diall y Wolfcraft tienen una mayor superficie de trabajo con una parte superior que se puede inclinar 65°.

Estas marcas son también las únicas que están formadas por tres elementos en una sola bandeja, incluida una extensión desmontable en la parte central. El Diall, en cambio, presenta graves handicaps. Aunque su superficie sea grande (84 x 54 cm), su parte superior está hecha de una sola pieza. Esto dificulta la perforación, ya que después debe operarse al final de la mesa.

Evaluar la capacidad de almacenamiento y la facilidad de transporte

Además de la superficie de trabajo, se tendrán en cuenta otros dos criterios. Éstos son la facilidad de almacenamiento y transporte. Una vez acabado de utilizar el banco de trabajo plegable, el equipo debe plegarse de forma que se reduzca su tamaño y se facilite su transporte. Pueden colocarse contra una pared o colgarse. La marca Wolfcraft se pliega de la forma clásica con una rueda, pero son algo pesadas y difíciles de soportar.

El Bosch, en cambio, se pliega sin tener que agacharse. Para Far Tools, tiene una característica que otras marcas carecen. En un abrir y cerrar de ojos, este banco de trabajo plegable se convierte en una carretilla de mano.

¿Cómo instalar un banco de trabajo y qué marca elegir?

Tuning modelos de bancos de trabajo plegables

El Diall es el más fácil de instalar. Al igual que el Bosch, ya está montado en la entrega. Simplemente despliega las piernas, coge la parte superior y deja que la parte inferior baje. El Back&Decker está equipado con un dispositivo plegable que permite bajar las piernas 17 cm.

El Wolfcraft sigue siendo el único que tiene una parte superior inclinable, que es obviamente muy práctico cuando se utiliza. El Far Tools bate el récord de practicidad, porque además de convertirse en una carretilla de mano, tiene una pequeña caja de herramientas. Todos estos modelos son estables. Sólo hay que tener cuidado de equilibrar el voladizo para evitar que el conjunto se vuelque.

Opinión general sobre los seis bancos de trabajo plegables

Se realizaron pruebas de solidez y practicidad en seis modelos de bancos de trabajo plegables. El ligero y rápido Bosch PWB 600 fue lo mejor de la lista. En segundo lugar, se encuentra el Wolcraft Master 600 con su cubierta ajustable. El Black & Decker Workmate WM 550 ocupa el tercer puesto, puesto que ofrece una excelente estabilidad y un fácil almacenamiento.

Entonces, Far Tools se encuentra en cuarta posición debido a su superficie considerada algo demasiado pequeña. Wolfcraft Master 200 sigue siendo un buen banco de trabajo, pero poco práctico. Por último, la marca Diall cierra la lista por una mala configuración de la bandeja que limita su uso.

Todo se dice de los modelos de bancos de trabajo plegables, ahora te toca elegir lo que más te convenga.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.