Seta: todo lo que hay que saber sobre los níscalos

¿Cuáles son las especificidades del níscalo?

Características del níscalo

El níscalo se puede reconocer a la vista, con su forma de embudo. Los colores varían entre el amarillo limón y el amarillo naranja, mientras que la pulpa de la seta es blanca. Su sombrero varía entre 3 y 10 cm.

Cuando el níscalo es joven, tiene un gorro convexo. Pero cuando ya es lo suficientemente grande, se convierte en una taza carnosa. Bajo este último, podemos ver pliegues que descienden hasta su tronco.

¿Dónde crece el níscalo?

El chiplete es una seta que se encuentra en una gran variedad de sitios. Se adapta más fácilmente a lugares bastante húmedos, cerca de musgo de madera. Se encuentra bajo robles, abedules, hayas, pero también bajo abetos y pinos.

Época de la cosecha de la cantera

Por lo general, los períodos de cosecha de esta suculenta seta son desde la primavera hasta el otoño. Es decir, desde mayo hasta octubre. Además, las estaciones de crecimiento comienzan en cuanto comienzan los períodos de tormenta en verano, cuando suben las temperaturas.

Los valores nutricionales del reventón

El níscalo es una de las plantas comestibles más ligeras. Es bajo en energía con, en promedio, 15 kcal/100g. Sin embargo, su riqueza se centra en el cobre, el selenio, todas las vitaminas del grupo B, pero también la vitamina D para fortalecer los huesos, la vitamina E contra el envejecimiento y la K para la circulación sanguínea.

También podemos encontrar potasio, fósforo y proteínas para la prevención de ciertos cánceres. Por último, el níscalo también contiene fibra.

¿Cómo elegir los níscalos?

Para encontrar buenos níscalos en el mercado, es imprescindible saber distinguirlos. Apostamos por las setas con pie firme, color uniforme, y sobre todo sin manchas.

Al tocarlo debemos sentir una piel seca y aterciopelada, y no viscosa. Los níscalos franceses suelen ser los mejores para elegir porque siempre son frescos.

Cocinar y almacenar los níscalos

Limpieza del níscalo

Para limpiar el níscalo, existen varios métodos posibles. Algunos lo secan con un paño húmedo, mientras que otros lo tachan con un cuchillo, o incluso lo cepillan. Retire las partes dañadas que se ven en el reventón así como en la parte inferior.

El único método a evitar es lavarlo por su absorción de agua, que hará que pierdan su sabor.

Cocinando el níscalo

Como el resto de setas, la cocción del níscalo es muy buena en la sartén. Se hará a fuego medio puesto que, si es picante, se vuelve gomosa en la boca. Se puede comer sin ella, o con acompañamiento.

Para este último, podemos cocinarlo con asado de cerdo, chuletas de ternera o carne blanca. Su sabor también será exquisito con conejo y pescado. En resumen, existen muchas recetas.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.