Todo sobre PMA

¿Cómo se realiza un PMA?

Conocida hoy como MAP o procreación asistida médicamente, PMA se refiere a todos los métodos de procreación asistida. Muchas parejas de todo el mundo utilizan hoy una de estas técnicas para tener hijos. ¿Pero qué son exactamente?

Inseminación artificial

Las parejas pueden recurrir a la inseminación artificial en caso de que la mujer sea propensa a problemas de moco cervical. Este método también puede utilizarse en caso de debilidad relativa de los espermatozoides en hombres. En casos de infertilidad inexplicable, también se recomienda la IA.

Para la inseminación artificial, generalmente se utiliza el esperma del cónyuge. Sin embargo, es posible utilizar esperma de donante. El espermatozoide debe lavarse y centrifugarse en el laboratorio antes de inseminarlo, con una pipeta, en la cavidad uterina de la mujer. Esta última normalmente debe seguir un tratamiento de inductores de la ovulación, que se le administra a diario en forma de inyecciones antes de la inseminación con el fin de aumentar las posibilidades de éxito. La operación se realiza sin anestesia en el consultorio de un ginecólogo o en un centro de reproducción asistida.

Fertilización in vitro

La FIV es sin duda el método de reproducción asistida más conocido en la actualidad. Al igual que para la IA, la mujer debe seguir un tratamiento de inductores de la ovulación con el fin de obtener varios ovocitos, frente a un solo en ciclo natural, que será pinchado. Esta fase suele ocurrir bajo anestesia general. El cónyuge deberá recoger su esperma el mismo día. A continuación, se colocarán los espermatozoides y los ovocitos en una probeta. Si se produce la fecundación, el óvulo se transferirá al útero. Al ser esa transferencia indolora, no necesitará ninguna anestesia. La mujer deberá realizarse una prueba de embarazo a las dos semanas para saber si la transferencia tuvo éxito o no.

ICSI

La inyección intracitoplasmática de un espermatozoide es otra técnica de procreación asistida médicamente que permite hacerse cargo de los casos de esterilidad masculina, para los que la FIV no constituye una opción posible. A diferencia de este último, durante el cual se depositan miles de espermatozoides en torno a un ovocito, para el ICSI se inyectará un único espermatozoide en el ovocito.

¿La reproducción asistida comporta riesgos?

En el caso de un ART, el riesgo más probable es el de embarazos múltiples, puesto que se pueden implantar varios embriones a la vez. Sin embargo, pueden conservarse para un nuevo intento de FIV más adelante.

Las mujeres también pueden sufrir algunos efectos secundarios de los tratamientos hormonales, como el aumento de peso o el dolor de estómago. Otra variante de la fecundación in vitro, la maduración in vitro o MIV, permite evitar estos tratamientos de estimulación ovárica. Pero, por lo general, la FIV no comporta ningún peligro particular. Por lo que respecta al ICSI, los estudios demuestran que la mayoría de bebés que nacen siguiendo este método se encuentran en perfecto estado de salud.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.