Una silla relax: ¿util o no?

Uno silla relax se asemeja a un sillón clásico por su forma o el material con el que está hecha. Lo que diferencia a los 2 es que la silla relax, como su nombre indica, está equipada con una función de relajación.

Viene en varios tipos dependiendo de su funcionalidad. Podemos citar la silla relax manual, la silla relax ascensor, la silla relax de masaje, la silla relax calefactable.

¿Qué ventajas tiene tener un reclinable?

Una silla relax ofrece a su usuario muchas ventajas. Aquí tenéis unos cuantos.

Un sillón y una cama a la vez

Por un lado, como hemos comentado anteriormente, una silla relax parece una silla clásica pero con la función de relajación además. Así es capaz de asumir plenamente las funciones de un sillón clásico. Concretamente, permite a su usuario, por ejemplo, ver la televisión sentado.

Por otra parte, la función de relajación permite ajustar la inclinación del respaldo de este sillón, y esto en cualquier ángulo. Pasar de una posición sentada a una posición estirada es posible y fácil. Esta última posición, pues, le otorga una de las funciones de una cama.

Salud mejorada

Al ser un reclinable, uno de los beneficios que aporta es la relajación. Esto comporta una mejora de la salud general. Éstos son algunos de los beneficios para el cuerpo.

Músculos relajados

Al relajarse en una posición cómoda, los músculos están en reposo y bien relajados, la parte baja de la espalda también se alivia. De hecho, los músculos de una persona que se relaja están en reposo, por lo que ya no se les solicita.

Reducción de rampas y espasmos

Un período de descanso que se ofrece a los músculos garantiza, entre otras cosas, una reducción importante del riesgo de rampas y espasmos.

Mejor oxigenación del cuerpo

Un cuerpo totalmente relajado implica una caja torácica relajada y, por tanto, una mejor respiración. De hecho, en modo de relajación, el cuerpo no realiza ningún movimiento, lo que resulta en una frecuencia cardíaca constante y una mejor respiración.
Esto da lugar a una mejor oxigenación del cerebro, corazón y músculos.

Eliminación de toxinas

Además de mejorar la respiración, la relajación permite una buena circulación de la sangre en el cuerpo. Así, el sistema inmunitario estará en su mejor momento, la sangre y los órganos podrán purificarse de todas las toxinas.

Una piel más firme

La piel también se ve recompensada con esa relajación. Con las toxinas eliminadas (especialmente las de sangre), tiene derecho a todos los nutrientes. Éstos son necesarios para endurecer la piel.

Estrés cero

Un cuerpo relajado, obviamente, provoca una mente relajada. Y quien dice mente relajada dice necesariamente desaparición de los pensamientos negativos que atormentan la mente. También se eliminará la ansiedad y sobre todo el estrés.

Qué felicidad

Con una buena relajación, la persona siente una gran sensación de bienestar. Esto se acompaña después de un momento de placer y felicidad, provocando así que el cuerpo libere endorfinas. Esto también se llama hormona de la felicidad.

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.