Cómo fortalecer los tendones y ligamentos de las rodillas

Dolor de rodilla doblada, articulación difícil, dolor en reposo, ¿cuáles son los síntomas de la tendinitis?

La tendinitis más frecuente es la del hombro, pero la mano, la muñeca, el codo, la rodilla y el tobillo, tantas articulaciones como la artritis reumatoide le gusta – también son zonas a menudo afectadas. Los principales síntomas son: dolor al movilizar la articulación afectada y en reposo, hinchazón de la zona dolorosa.

¿Cómo tratar la tendinitis de la rodilla?

Evidentemente, no es obligatorio esperar a que la tendinitis esté allí para actuar. Existen diversas soluciones naturales para fortalecer tendones y ligamentos, a partir de los remedios de la abuela dirán algunos, pero que han demostrado una y otra vez su eficacia. Aquí tiene algunas recetas para probar en cuanto sienta que sus articulaciones se compensan.

¿Qué hacer para fortalecer los tendones y ligamentos de las rodillas, en caso de tendinitis o no?

Una solución a base de ortiga y limón

En primer lugar, este remedio se prepara con 1 l de agua, zumo de limón y 80 g de ortiga, también bueno para tu cabello. Obtenemos un litro de infusión que deberemos beber durante el día. La ortiga es de hecho una planta medicinal que destaca por su abundante composición de magnesio y silicio. La planta también es rica en clorofila y potasio. Por tanto, es obvio que es un elemento eficaz para la fortificación de los tendones y ligamentos del cuerpo.

Descubre nuestros artículos  Dolor de espaldas: causas, síntomas y tratamientos

Todo lo que tienes que hacer es hervir un litro de agua en una cazuela. Entonces habrá que añadir hojas de ortiga secas o frescas, preferiblemente 80 gramos y dejar reposar 15 minutos después de hervir. Hay que tener en cuenta que la decocción debe filtrarse. Lo ideal sería verterlo en una botella de vidrio.

El remedio todavía requiere una hora de reposo para estar listo para su uso. Esta solución a veces tiene un sabor ligeramente fuerte. Así que es mejor añadir unas gotas de limón. Para un sabor más apreciable, también puede complementarse con dos cucharadas de miel. También se pueden añadir unas gotas de cualquier aroma, o incluso aceite esencial.

Un remedio eficaz a base de gelatina

La gelatina es el elemento ideal para nutrir tendones y ligamentos de una forma sencilla pero eficaz. Además de ser un ingrediente saludable, la grenetina es rica en proteínas de colágeno. Con este tipo de alimentos, puedes realizar fácilmente una receta favorable para fortalecer los tendones y ligamentos de tu cuerpo. Así, necesitaremos un zumo de naranja, un plátano bien maduro, 40 gramos de grenetina o gelatina y 60 gramos de miel.

El plátano está especialmente recomendado para esta receta puesto que es un alimento natural rico en hidratos de carbono y proteínas. Esta fruta energética es simplemente ideal para revitalizar el cuerpo del ser humano. Para la preparación basta con hacer una papilla con estos ingredientes y dejar reposar en frío el tiempo suficiente para que el conjunto tenga la consistencia de la gelatina.

Un batido de piña, canela y avena

Sabiendo que la bromelina es una excelente forma de luchar contra la inflamación de la rodilla, la piña es el alimento que necesitamos ya que la tiene. Sin embargo, para una mayor eficacia, es una buena idea combinar la piña con la avena y la canela.

Descubre nuestros artículos  Consejos para hacer pegamento para niños

Basta con hervir agua y añadir los elementos en cuestión. Para que el remedio sea mejor, se puede complementar con una mezcla de zumo de naranja, almendra molida y miel. Para seguir este tratamiento, se aconseja beber el batido todas las mañanas al despertar, con el estómago vacío. Deberías sentir los beneficios de este batido muy rápidamente, y te dará un buen impulso para empezar el día con el pie derecho, con las rodillas que seguro te defraudarán en cualquier momento.

Como puede ver, no hace falta mirar lejos. Sólo puede recurrirse a ingredientes naturales y fáciles de encontrar para hacer fuertes los tendones y los ligamentos de las rodillas. No olvide, sin embargo, que es un hábito tomar el tiempo, no necesariamente todos los días todo el tiempo, sino regularmente. ¡Tu cuerpo y tus rodillas te lo agradecerán!

.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.